El vehículo del presidente del PP balear aparcado ayer en el garaje del Parlament.

27

El presidente regional del Partido Popular, José Ramón Bauzá, 'heredó' el aparcamiento en la sede del Parlament de su predecesora en el cargo, Rosa Estaràs.


Bauzá ha logrado acceder al codiciado privilegio de disponer un aparcamiento en el centro de Palma y junto a la sede del Partido Popular argumentando que, según los estatutos del propio Grupo Parlamentario Popular, su condición de presidente del PP balear lleva aparejada la presidencia de su grupo en el Parlament. Bauzá es el primer líder conservador que no es, también, diputado autonómico.


Sin problema

El actual portavoz del PP en el Parlament, Antoni Pastor, comentó ayer en relación con este tema que «nunca se ha suscitado ningún tipo de problema con el aparcamiento de Bauzá. El grupo tiene un número determinado de plazas de aparcamiento que distribuye como considera conveniente».


Respecto al hecho de que Bauzá utilice unas dependencias del Parlament sin ser diputado, Pastor comentó que «entiendo que si el Parlament quiere hacer alguna observación puede plantearlo en la Mesa o en la Junta de Portavoces».


No obstante, Pastor insistió en que consideraba la cuestión como intrascendente.
Desde el Parlament no se cuestiona el uso del aparcamiento por parte de Bauzá, toda vez que la institución, asegura un portavoz, «pone a disposición de los grupos unos medios y éstos los utilizan como consideran oportuno». No se descarta que el tema pueda ser objeto de debate en la Junta de Portavoces.