Imagen de la visita de la alcaldesa Aina Calvo al CP Jafuda Cresques.

2

El Ajuntament de Palma ha invertido en los dos últimos años 5,6 millones de euros para realizar mejoras en los colegios públicos de Ciutat. El objetivo es mejorar la seguridad y la accesibilidad de los centros, además de realizar obras que lleven a un mejor mantenimiento y conservación de los edificios.

Las mejoras que se han llevado a cabo se han centrado, por un lado, en reparar determinados aspectos para poder superar sin problemas la Inspección Técnica de Edificios, la instalación de nuevas canalizaciones de gas y de sistemas de climatización, así como el montaje de nuevos sistemas para evitar robo e incendios y se han pintado «por completo» algunos centros escolares. Las obras de mejora en las escuelas se han estado realizando durante los meses de verano para «interferir lo menos posible en la actividad normal de los centros públicos», según explicó ayer la alcaldesa Palma, Aina Calvo, tras realizar una visita al CP Jafuda Cresques, uno de los centros públicos donde se han realizado obras de reforma referentes a la mejora de la pavimentación, así como al cierre del patio escolar con una nueva barrera más segura.

No sólo se han realizado mejoras en los centros sino también en los acceso y alrededores de las escuelas y aunque, en este sentido, se han mejorado cincuenta y cinco pasos de peatones situados cerca de colegios públicos; el objetivo del Consistorio palmesano pasa por colocar entre uno y dos pasos elevados con el objetivo de «obligar a los conductores a reducir la velocidad» y aumentar, de esa manera, la seguridad en la zona.

Inversión

Este proyecto se incluye dentro del nuevo Plan E, que cuenta con un presupuesto de 300.000 euros, da trabajo a ocho personas y tiene como principal objetivo mejorar la seguridad vial de 46 centros escolares, situados en 35 barrios de Ciutat.

Ya en 2009, Cort invirtió 2.759.171 euros en distintos centros escolares que se destinaron a «reponer asfalto, eliminar barreras arquitectónicas» y canalizar pluviales directamente a la calle «para evitar inundaciones».