0

La economía balear ha decrecido en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2009 un 1,3%, mientras que el sector servicios, el motor económico de las islas, ha caído un 0,9% y un 3,5% la construcción, aunque la patronal confía en que 2010 se cierre con cifras «no tan negativas» como el año pasado.

El presidente de los empresarios de Baleares, Josep Oliver, se ha lamentado de que este año la economía está sometida a las «siete plagas de Egipto» -crisis financiera, la nube del volcán islandés y la situación de los controladores aéreos españoles y franceses...-, lo que está afectando de manera especial a una comunidad turística en la que el sector servicios representa el 80% del Producto Interior Bruto (PIB).

Por islas, la economía de Mallorca ha disminuido un 1,4% y un 1,6% la menorquina, mientras que la de Ibiza y Formentera, gracias al tirón turístico de esta última, solo ha decrecido un 0,2% entre enero y junio.

Por sectores, la mayor bajada es el de la construcción (-3,5%), seguido del industrial (-2,2%), el agrícola (-1,7%) y los servicios (-0,9%).

Los indicadores de la actividad turística muestran que el gasto medio de los turistas fue de 762 euros en los seis primeros meses (-9,6%). El número de turistas se cifró en algo más de 3 millones, un 14,9% menos y el gasto sumó 1,7 millones de euros (-16,3%)