0

Los servicios quirúrgicos de los hospitales públicos cerraron el segundo trimestre de 2010 con una media de demora de 52,96 días en las listas de espera quirúrgicas, lo que representa un descenso del 4,7% respecto al primer trimestre del año, pero 2 días más en comparación con el mismo periodo de 2009 que era de 50,99 días.

Según los datos hechos públicos ayer por el IB-Salut, a 30 de junio de 2010, había 11.548 personas en listas de espera quirúrgica, 9.149 de las cuales (79,22%) llevaban esperando entre uno y tres meses y 2.399 entre tres y seis meses.

La demora de las listas de espera quirúrgicas de los hospitales de las Islas fue de: Son Dureta (50,97 días); Son Llàtzer (52,61); Hospital de Manacor (65,40); Hospital Comarcal d´Inca (59,99): Hospital Mateu Orfila (47,28); Can Misses (55,32) y el Hospital de Formentera con una espera de 34,56 días de media.

La media española de demora en las listas de espera al cierre de 2009 fue de 70 días y en las Islas de 62,53 días, 7 días menos que la media.

Por los que hace referencia a las listas de espera de consultas externas, a 30 de junio, había 31.794 personas esperando en las Islas para ser atendidos por el especialista, con una media de demora de 34,95 días y una tasa de pacientes en listas de espera de 30,74 por cada mil habitantes.

Mejora

El conseller de Salut i Consum, Vicenç Thomàs comentó ayer en declaraciones a Europa Press, minutos antes de asistir a la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) en Madrid, que los datos de las listas de espera del segundo trimestre del año «han mejorado» y recalcó que desde la Conselleria se seguirán «haciendo esfuerzos para reducir los niveles de demora» y tener «cifras razonables», añadiendo que «las listas de espera siempre existirán», apostilló.

«La población cada vez tiene más esperanza de vida, más patologías crónicas y más intervenciones quirúrgicas» lo que provoca un aumento de actividad.