Miquel Ramis, secretario general del PP, e Ignacio Gordillo, en los juzgados de Palma. | S. Amengual

1

El PP ha presentado un recurso de reforma ante la decisión del juez José Castro de no permitir que la formación popular se persone como acusación particular en el «caso Palma Arena». En su escrito, el PP acusa al juez Castro de no actuar con enemistad manifiesta.

En el recurso firmado por el abogado del PP Ignacio Gordillo se muestra una «enorme preocupación» por la actuación de Castro. El PP alega que el hecho de no admitirle personarse en un procedimiento penal «está en contra de lo dispuesto en el propio ordenamiento jurídico». «El PP representa a miles de personas, tanto en Balears como en el resto del territorio español», dice el escrito.

Gordillo señala en el recurso la «enorme inquietud» que ha supuesto en el PP las expresiones del juez Castro. En concreto, al PP le sorprende que pueda ser imputado en la causa del 'caso Palma Arena' y, en cambio, se le impida personarse como acusación particular.

Para el PP, las «gravísimas imputaciones» del juez Castro confirman una «enemistad manifiesta». «Las expresiones del auto son una evidente demostración de la enemistad del juez con el partido que intentaba personarse. Como en el presente momento procesal no podemos ejercer el derecho de recusación, al no ser parte en el proceso, sí es aconsejable y prudente la abstención del instructor por el mismo motivo», apunta el escrito de los populares.

El PP interpreta que al negarle la personación en la causa se está poniendo en entredicho el derecho a la «tutela judicial efectiva». Tras el auto de Castro, el PP todavía está más convencido de que es parte perjudicada en la causa del Palma Arena. Además, el PP tacha de «aberración jurídica» que Castro afirme que los populares puedan asumir la responsabilidad civil si se demuestra que hubo desfase en el proyecto del Palma Arena.