Foto de archivo del aeropuerto de Son Sant Joan. | Redacción Local

7

Los aeropuertos de Baleares registraban hasta las 19.30 horas retrasos en 48 vuelos, la mayoría de ellos internacionales, con una media de demora de 39 minutos para las llegadas y de 58 para las salidas, como consecuencia de las bajas laborales de los controladores de El Prat (Barcelona).

Según información facilitada por Aena, la mayoría de las incidencias las están sufriendo las rutas internacionales, pero los retrasos afectan también a vuelos nacionales.

El aeropuerto mallorquín de Son Sant Joan ha sufrido este domingo retrasos en 15 vuelos, con una media de demora que ha alcanzado los 41 minutos en las llegadas y los 55 minutos en las salidas, debido a la falta de personal en los centros de control aéreos de Barcelona, según han informado a Europa Press fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena).

Por su parte, el aeródromo de Ibiza ha experimentado un retraso en 23 vuelos de llegada y 17 de salida, y una media de atraso de entre 25 y 30 minutos. En Mahón, han sufrido una demora seis vuelos de llegada y seis de salida y el retraso ha sido de una media de 35 minutos en los rutas con destino Menorca y de entre 40 y 45 minutos los que tenían esta isla como origen.

El absentismo de 28 controladores en su puesto de trabajo del centro del control de Barcelona, de un total de 61 que estaban convocados para el turno de mañana de este domingo, está provocando «retrasos fuertes» en el tráfico aéreo de los aeropuertos de Cataluña, Baleares y Comunidad Valenciana, según ha señalado hoy Aena.

La compañía había dispuesto 61 candidatos para cubrir estos puestos, de los que 55 estaban programados y seis eran de servicios de cobertura obligatoria.

Según Aena, de los 28 ausentes, un 46% de los que tenían servicio, 24 han alegado razones médicas, en la mayoría de los casos comunicados sin suficiente antelación para buscar sustitutos.