0

El Govern cree que la modificación de la Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros (LORCA), aprobada ayer en Consejo de Ministros, dotará de mayor capacidad de capitalización y acceso al crédito, por un lado, e inicia un proceso de despolitización de estas entidades financieras, según afirmó ayer el conseller de Economia i Hisenda, Carles Manera.

Para el responsable de Economia del Govern, la reorganización del sistema financiero, con la constitución de fusiones o de las llamadas 'fusiones frías', así como la reforma de la Lorca pretenden dotar a las cajas de ahorros de una mayor capacidad de acceso a los mercados financieros internacionales, cada vez más competitivos.

Esta reforma, según indicó Manera, dotará a las cajas de ahorros de estructuras y métodos propios de los bancos para mejorar su capitalización, ya que la nueva normativa permitirá que las cajas puedan emitir cuotas participativas, valores similares a las acciones de los bancos, con derechos políticos que no podrán superar el 50 por ciento del patrimonio de las cajas.

Por otra parte, el conseller de Economia i Hisenda indicó que la reforma de la Ley de Cajas persigue al mismo tiempo una despolitización y profesionalización de estas entidades financieras, dado que la norma establece que se limitará la presencia de cargos electos en los órganos de gobierno de las cajas y se impedirá su participación de representantes de la administración ejecutiva.

Además, la reforma planteada establece que el 50 de los miembros del consejo de administración tendrán que tener cualificación y experiencia, tal y como destacó el conseller de Economia i Hisenda.