Imagen de la sede de la Delegación de la Agencia Tributaria en Palma. | Pere Bota

7

La Agencia Tributaria está investigando al menos a una veintena de contribuyentes de Balears con cuentas opacas en Suiza que podrían haber incumplido sus obligaciones fiscales mediante la evasión de capitales a ese país con un secreto bancario casi absoluto.

En el marco de esta investigación, que a nivel estatal afecta a 3.000 cuentas de contribuyentes en Suiza, la Agencia Tributaria ha requerido a la Agència Tributaria de Balears información sobre las últimas declaraciones del ya extinto Impuesto de Patrimonio, para cruzar con los datos de que disponen.

En esas 3.000 cuentas opacas, protegidas hasta ahora por el secreto bancario, podría haber depositados entre 6.000 y 8.000 millones de euros que no han sido declarados al fisco español, según han informado desde la Agencia Tributaria, que añaden que aproximadamente la mitad de esas cuentas podrían estar depositadas en el en el banco helvético HSBC.

La Agencia Tributaria ha requerido a estos contribuyentes para que presenten declaraciones complementarias y abonen un recargo del 20 por ciento sobre las cuantías presuntamente defraudadas para evitar su responsabilidad penal y administrativa, circunstancia que ha sido calificada de «escandalosa e injusta» por la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda.

La detección de esas cuentas opacas en Suiza ha sido posible gracias a la cooperación internacional.