El mercado turístico alemán es el único que está manteniendo una actividad positiva en lo que llevamos de verano, pero las previsiones para este invierno en Mallorca no son nada optimistas.

0

El presidente de TUI-Alemania, Volker Böttcher, anunció ayer en el balneario de Fleesensee, ubicado en el noroeste del país germano, que la crisis económica que afecta en estos momentos a todos los países europeos emisores turísticos hacia Balears, tras ver el comportamiento que se está produciendo en esta temporada, «hará que aumente la demanda de la oferta de alojamiento de todo incluido en Mallorca y Menorca en la contratación del verano 2011. Es un mensaje claro que damos a los hoteleros de las Islas, porque Turquía se ha convertido, aún más, en el principal competidor de Balears, en concreto en el segmento del turismo familiar, que es el que pide la oferta del todo incluido por una cuestión de costes».
Böttcher, en cuanto a esta temporada de 2010, señaló que el nivel de reservas turísticas hacia Mallorca «está en estos momentos en más de un -3%, aunque hay indicios de que se van a recuperar las cifras de aquí al final del verano por las ventas de último momento. Menorca está mejor. Turquía crece un 9%, Egipto más de un 1%, México sube un 42% y la media de España está mejor que la de Balears, aunque Mallorca sigue siendo todavía el destino vacacional preferido para los alemanes».
Con una temporada de verano imprevisible, el presidente de TUI-Alemania señaló que el balance de este año será mejor que el de 2009, «porque hemos sabido manejar los riesgos y disponer de capacidades hoteleras flexibles de acuerdo a cómo evolucione la demanda. Esta coyuntura se va a repetir en 2011, de ahí que los hoteleros deberán tener en cuenta esta circunstancia de cara a la contratación del próximo año. No se trata de tirar los precios, sino de ser flexibles y saber adaptarse a la demanda del mercado vacacional. No hay que ser pesimistas por la situación económica actual, pero está claro que ello mediatiza estrategias empresariales, tanto a la TUI como a los hoteleros de Balears».
Impuestos
El grupo turístico TUI se muestra contrario a todo tipo de subida de impuestos, caso del IVA turístico en nuestro país como la ecotasa aérea que va a implantar a partir de enero de 2011 el Gobierno alemán. «Los impuestos encarecen el producto turístico en tiempos difíciles y no se entiende muy bien el impuesto aéreo, más aún cuando las aerolíneas europeas lo han pasado muy mal a nivel económico con la nube de ceniza volcánica. No sabemos qué impacto tendrá la medida, pero hemos evaluado el coste entre 60 y 70 euros para una familia alemana con dos niños por el viaje a Balears. Se puede asumir, pero encarece el producto en tiempos de crisis».