0

Yves Wantens es el delegado de la Región de Flandes de la Embajada de Bélgica, un país marcado por las elecciones del pasado domingo, donde el partido más votado fue Nueva Alianza Flamenca- que reivindica la desaparición del país belga. Wantens realizó ayer una visita de cortesia a la presidenta del Parlament, Aina Rado.
«El problema que tiene Bélgica es de competencias entre las distintas autonomías. Se hacen políticas ineficaces y hay que revisar el modelo de nuestro país», señala Wantens, que espera que a partir de ahora se produzca una mayor relación entre Flandes y Balears.
Wantens no cree que exista ningún riesgo de escisión en el país belga. «La mayor parte de gente de Flandes no quiere la independencia y rechaza la ruptura de Bélgica. Sólo un 30 por ciento la desea. El partido que ganó las elecciones el pasado domingo sí apuesta por la independencia, pero de manera democrática. El resultado electoral del domingo debe interpretarse como una necesidad de cambio de Estado en Bélgica», señala el delegado de la Región de Flandes de la Embajada de Bélgica. No obstante, Wantens ya no se atreve a pronosticar qué pasará en Bélgica si no hay ningún acuerdo político tras las elecciones del domingo. «Me temo que sin acuerdo político los partidos pueden radicalizarse, pero lo importante ahora es encontrar la fórmula para que el Estado sea más eficaz», señaló el delegado de Flandes. Wantens explicaba que mientras la tasa de paro en Flandes es del 7 por ciento, en Valonia alcanza el 10 por ciento. En Flandes, igual que en algunas comunidades autónomas españolas, se tiene la sensación de que las mejoras económicas del norte se utilizan para ayudar al sur, es decir, a Valonia. «La situación de España y la de Bélgica no es comparable. En España hay 17 autonomías y en Bélgica sólo 3, pero quizás nosotros tenemos algunos problemas sin resolver que son urgentes», subrayó.
Independencia
«No creo que la independencia de Flandes se produzca ni en 20, ni en 30 ni en 40 años, pero unas nuevas elecciones sí pueden conducir a unas posiciones más extremistas en el norte», señaló Wantens, que ha ocupado el mismo cargo que el actual en Sudáfrica.
Además, el delegado de la Región de Flandes cree que en muchos medios de comunicación no comprenden la situación política de Bélgica. «Se hacen artículos muy alejados de la realidad, que no comprenden la situación de nuestro país».
Yves Wantens habla con cierto recelo de los valones y tampoco entiende que Bruselas se convirtiese en su día en la capital de Flandes.