Los acreedores recuperan parte de los 1,3 millones que Grande pagó por 'Son Antiquet'

La finca situada en la barriada de El Molinar revierte a sus antiguos propietarios

|

Valorar:

El último del más de un centenar de incidentes concursales instados por acreedores de la suspensión de pagos del promotor Vicenç Grande ha finalizado con un acuerdo entre los administradores y los propietarios de la finca de 'Son Antiquet', situada en la barriada de El Molinar.
Ese acuerdo previo, homologado a través de sentencia por el titular del Juzgado de lo Mercantil 1 de Palma, Víctor Fernández, establece que la masa de acreedores recuperará parte de los 1,3 millones de euros que la empresa de Grande, Binipuntiró, había adelantado por los terrenos.
Pago a cuenta
El promotor y ex propietario del Mallorca pagó esos 1,3 millones de euros, y dejó pendientes otros 3,9 millones poco antes de presentar el concurso de acreedores en junio de 2008. El acuerdo establece que los propietarios de 'Son Antiquet', María y José Vich Cardona y Mateo Portell Vich, herederos de Miguel Portell Cerdá, defendidos por el abogado Manuel Pomar, compensarán a la masa de acreedores reintegrándoles 703.345 euros, y dos fincas urbanas situadas en Palma.
Por su parte, los anteriores sueños de 'Son Antiquet' recibirán 653.984 euros en concepto de daños y perjuicios que les ha ocasionado el incumplimiento del contrato de compraventa por parte de Binipuntiró.
Binipuntiró es una de las sociedades integradas en el 'holding' Grup Drac de Grande, que instó el concurso de acreedores -el mayor en toda la historia de Balears- con una deuda cercana a los mil millones de euros. El proceso se encuentra en su recta final y los administradores concursales Raimundo Zaforteza, Jorge Sainz de Baranda y Salvador Fornés, ultiman el convenio definitivo.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.