11

Cort ha enviado a la fiscalía anticorrupción la auditoría externa del Instituto Municipal de Formación, Ocupación y Fomento (IMFOF) por posible malversación de caudales públicos durante la etapa en que la ex concejal de Unió Mallorquina Cristina Cerdó era la presidenta de este organismo.
La auditoria externa, encargada por los actuales responsables del IMFOF después de que Cerdó fuese cesada por el equipo de gobierno municipal, ha detectado un pago de 19.600 euros en concepto de asesoría a José Antonio Arnau para que elaborase un estudio inexistente sobre legislación de carácter laboral del IMFOF por un período de doce meses. El estudio fue encargado en 2008, pero la asesoría de Arnau no la entregó hasta eñ 10 de febrero de 2010, cinco días antes de que Calvo decidiese romper el pacto con UM. El supuesto estudio sólo consta de dos páginas.
Además de este estudio, Cort también ha enviado a la Fiscalía las contrataciones «irregulares» de los 10 informadores ambientales que se contrataron desde el IMFOF a dedo y sin pasar por ningún proceso de selección.
Despedida
Por otra parte, la ex concejal de UM Cristina Cerdó se despidió ayer del consejo de administración de Emaya, empresa municipal cuya dirección ha sido asumida de manera provisional por la actual gerente y vicepresidenta, Malen Tortella, hasta un nombramiento definitivo.