0

"Un jarro de agua fría". Así ha definido la noticia de la muerte de Tolo Calafat en el Annapurna Toni Contestí, portavoz de la familia del montañero mallorquín.

"Tolo era un apasionado de la montaña y del deporte. Un aventurero y una persona sencilla, humilse y entera", ha señalado Contestí, que también ha querido recoradar que "siempre etní aun proyecto en mente y, aunque parezca un tópico, era amigo de sus amigos".

Respecto a la familia de Calafat, ha señalado que "lo está pasando mal, aunque agradecen todas las muestras de apoyo recibidas".Tolo Calafat tenía 39 años, estaba casado y tenía dos hijos.