3

El ex director financiero y la ex jefa de Producción de la cadena autonómica IB3, Jesús Arranz y Nani Bohigas, han declarado hoy ante el juez del «caso Palma Arena» que durante la anterior legislatura se producían amaños en adjudicaciones de contratos a empresas vinculadas con el productor Jose Luis Moreno.

Los dos ex cargos de la cadena pública han declarado hoy como testigos ante el juez José Castro y han afirmado que había indicios de manipulaciones en las adjudicaciones a las empresas de Moreno..

Arranz ha explicado que cuando, a raíz de estas adjudicaciones supuestamente irregulares, comunicó a la antigua directora general de IB3 Maria Humbert -imputada en el caso- la existencia de gastos excesivos, ella le dijo que ya sabía «dónde estaba la puerta».

Bohigas ha indicado que desde que la productora de Moreno Miramon Mundi se presentaba a contratos para IB3, se dejó de lado la política de austeridad en esta cadena autonómica.

En concreto, a una empresa vinculada a Moreno se le otorgó un contrato fuera de plazo para hacer los decorados de un programa y, según Bohigas, se procedió a dar sistemáticamente las escenografías a esta compañía, a raíz de lo cual se arrinconó y finalmente se despidió a la escenógrafa.

Dentro de la investigación de las supuestas irregularidades en IB3, el juez ha citado el viernes a declarar como testigo a Luis Velasco, ex responsable de dos espacios de la televisión autonómica balear.

Velasco denunció en su día sobornos por parte del productor televisivo José Luis Moreno al ex presidente del Govern balear Jaume Matas, a cambio de adjudicaciones de programas y decorados por el órgano de contratación de IB3 a empresas vinculadas al productor.

Según explicó Velasco, Moreno entregó un sobre con 250.000 euros a Matas en la gala de inauguración de la televisión, como anticipo de una cantidad superior.