4

El portavoz del PP en el Parlament, Francesc Fiol, propuso hoy en la Junta de Portavoces que el grupo socialista pierda uno de sus seis diputados en cada Comisión de la Cámara para que sea ocupado por uno de UM, ya que, a su juicio, la actual composición de estos órganos «no se corresponde con la proporcionalidad de las mayorías», después de la ruptura del pacto de gobernabilidad, que ha supuesto la expulsión de los uemitas del Ejecutivo balear.

Así lo planteó Fiol en la Junta de Portavoces celebrada esta mañana, si bien su propuesta no fue votada, debido a que no estaba incluida en el orden del día, por lo que confió en que sea tratada en la Junta de la próxima semana para que sea votada y la Mesa «se dé por enterada», de cara a tomar una decisión.

El parlamentario 'popular' recalcó que el Reglamento del Parlament «exige que exista una proporcionalidad de las mayorías», algo que, en su opinión, ya no se da en las Comisiones, donde el PP cuenta con siete diputados; el PSIB con seis; el Bloc con dos y el Grupo Mixto con dos (uno permanente de AIPF y otro que se reparte entre las dos diputadas de Eivissa pel Canvi).

De este modo, el PP propone a la Mesa del Parlament que, a partir de ahora, el Grupo Mixto cuente en cada Comisión con tres diputados, de forma que siempre haya un representante de UM en sustitución de un diputado socialista, que se sumaría al permanente de AIPF, Josep Mayans, y a las diputadas de Eivissa pel Canvi, Esperanza Marí y Marián Suárez, que se alternan en cada Comisión.

«Hasta ahora, las Comisiones reflejaban la mayoría del Govern en el Parlament, con 30 diputados, frente a los 29 que suman el PP y AIPF, pero en estos momentos esta mayoría ya no existe», aseveró Fiol, quien defendió que con su propuesta de restar al PSIB un diputado en cada Comisión «se reflejará muy claramente el nuevo escenario político que no hemos creado nosotros, sino algunos de los que tenían la mayoría y que la han desmontado».

Así, dijo que tras la expulsión de UM del Ejecutivo balear, es «urgente y necesario» que haya una «adecuación» del nuevo escenario en las Comisiones de la Cámara, para lo cual «no se requiere de ningún pacto» entre el PP y la formación presidida por Josep Melià, sino de una decisión de la Mesa, una vez oída la próxima semana la opinión de la Junta de Portavoces.

El PSIB presenta una queja contra Rodríguez

Por su parte, el portavoz del PSIB, Antoni Diéguez, anunció que su grupo ha presentado una queja contra el parlamentario del PP José María Rodríguez ante la Comisión del Estatuto del Diputado, después de que haya desconvocado durante dos semanas consecutivas la reunión de la Comisión de Ordenación del Territorio, de la cual es vicepresidente, con el fin, a su juicio, de impedir que se nombre a un nuevo presidente socialista de este órgano, tras la marcha de Miquel Gascón.

Diéguez señaló que la semana pasada, Rodríguez alegó motivos de salud para desconvocar la Comisión, mientras que en la Junta de Portavoces celebrada esta mañana, «Fiol nos ha dicho que se ha vuelto a desconvocar la reunión prevista para hoy para evitar que se eligiera a un nuevo presidente con la mayoría actual, ya que el PP pretende cambiar la composición de las Comisiones con una nueva mayoría PP-UM».

Se da la circunstancia de que en la Comisión de Ordenación del Territorio, UM no cuenta con ningún representante, ya que los diputados del Grupo Mixto son Marián Suárez y Josep Mayans, de forma que el PSIB lograría obtener la mayoría para nombrar a un nuevo presidente socialista de este órgano.

El portavoz del PSIB en el Parlament acusó a Rodríguez de «incumplir sus obligaciones de diputado» de una manera «subrepticia» alegando problemas de salud, cuando, en su opinión, la verdadera razón es que pretende impedir que salga elegido un nuevo presidente socialista en la Comisión de Ordenación del Territorio.

Para Fiol, el debate suscitado por Diéguez es «absurdo», ya que si Rodríguez «dijo que estaba enfermo es obvio que lo estaba», si bien dijo que esto es una «minucia» comparado con lo que se está discutiendo de cambiar las mayorías en las Comisiones. No obstante, admitió que está «muy bien» que finalmente no se haya constituido la citada Comisión, ya que se ha impedido que se eligiera a un nuevo presidente «con una mayoría que ya no existe».

"UM tiene un pacto con el PP"

Finalmente, Diéguez consideró que UM tiene un «pacto» con el PP para cambiar las mayorías en las Comisiones, algo que, a su juicio, sólo se puede hacer «vulnerando el Reglamento del Parlament», que estable que sólo se pueden modificar las mayorías en los citados órganos, en caso de que haya una modificación en la distribución de los grupos, tal como sucedió con la inclusión de los uemitas en el Grupo Mixto.

«Aquí hay algunos que no aceptan una situación que ellos mismos han creado», censuró Fiol, quien precisó que el PP «no quiere tener la mayoría en las Comisiones, sino que éstas reflejen la nueva situación en la que ya no existe una mayoría clara y explícita en el Parlament, cuya organización se tiene que basar en un status quo distinto al que había hasta ahora».