ElEl nuevo buque insignia de la Agencia Tributaria se encuentra de patrulla en el mar balear. | Gabriel Alomar

0

El Fulmar, actual buque insignia de la Agencia Tributaria, llegó ayer por vez primera a Palma en el transcurso de la Operación Mediterráneo contra el narcotráfico.
«Nuestro objetivo consiste en la lucha contra el contrabando mediante la acción sorpresiva en pleno invierno, cuando los narcotraficantes menos se lo esperan», indicó el delegado de la Agencia Tributaria en Palma, Raúl Burillo. Esta acción contempla asimismo la coodinación con las demás bases operativas en el Mediterráneo. Entre 2003 y 2005 se aprehendieron 40.000 kilos de cocaína y recientemente se ha intervenido un alijo de haschís cerca de Balears.
El Fulmar, cuenta a bordo con un sofisticado equipo de sensores térmicos, que permite visualizar a través de una pantalla cualquier objeto que emita el mínimo calor. Así se detectan embarcaciones sospechosas para su persecución y posterior detención. Para ello dispone a bordo de lanchas de alta velocidad, capaces de alcanzar 60 nudos y un armamento disuasorio compuesto por pistolas y subfusiles además de una ametralladora del 11,7. Las patrullas, con una dotación de 22 tripulantes, pueden dilatarse hasta un mes de mar, indica su capitán Juan Martínez. Al acto asistió el delegado del Gobierno, Ramon Socías, y el presidente de la Autoritat Portuària, Francesc Triay, entre otras autoridades.