3

El presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, y el alcalde de Calvià, Carlos Delgado, presentaron esta mañana sus candidaturas a la Presidencia de esta formación, con la clara voluntad de «integrar» a todas las sensibilidades de esta fuerza política y coincidiendo en afirmar que sea quien sea el más votado en el Congreso que se celebrará el próximo 6 de marzo, el «gran ganador será el partido».

Mientras que Delgado ha conseguido un total de 574 avales, pese a que sólo eran necesarios presentar 90, Bauzá ha presentado su candidatura con los avales recogidos exclusivamente entre los miembros de Nuevas Generaciones del PP como muestra, según subrayó, de que quiere iniciar una «regeneración no solamente del partido, sino también de la vida política, que necesita dinamismo, ilusión y una participación activa».

Ambos coincidieron en tener expectativas de ganar el citado Congreso, en el que por primera vez, votarán los más de 18.000 afiliados del PP. Así, Delgado reconoció tener «muy buenas vibraciones», tras haber mantenido contacto con los afiliados durante la última semana y media, por lo que consideró que tiene «muchas posibilidades» de ser elegido como nuevo presidente del PP balear.

En similares términos se expresó Bauzá, quien aseveró sentirse «absolutamente optimista», debido a que en todos los municipios que ha visitado, le demuestran su «apoyo». Por otro lado, remarcó que en caso de ganar el Congreso, «todas las personas que quieren formar parte de este proyecto tienen la puerta abierta, por lo que no hay límites para nadie». En este sentido, esperó que la mayoría de afiliados «estén apoyando esta apuesta de integración y regeneración», que defiende «otra forma de hacer política».

Por su parte, Delgado volvió a lanzar su propuesta de que si es elegido presidente del PP balear, ofrecerá a la candidatura de Bauzá que elija a la mitad de los cargos de la Junta Regional y el Comité Ejecutivo de este partido, que pueden ser designados por el presidente. Asimismo, ofrecerá al alcalde de Marratxí uno de los cinco primeros puestos en la lista electoral de los próximos comicios autonómicos de 2011.

No obstante, el primer edil de Calvià anunció que en caso de que pierda, pasará a un «segundo plano político» a nivel regional, si bien precisó que «por supuesto», llegará a final de legislatura como alcalde del citado municipio. Además, añadió que se pondrá a «total disposición» de Bauzá para «ayudarle en todo lo que me pida», por lo que garantizó que la integración «va a ser total».

En esta línea, Bauzá insistió en que «desde el primero hasta el último minuto» del Congreso se esforzará por «unificar, incorporar y, sobre todo, hacer un partido fuerte en el que no podemos prescindir de ninguna persona», ya que, según recalcó, la «fortaleza» del PP radica en «nosotros mismos y en la capacidad de unidad que demostremos no sólo a nuestros afiliados, sino a la sociedad que es a la que nos debemos».

Bauzá: "En mi proyecto no sobra nadie"

Para ello, anunció que se reunirá con todas las Juntas Locales de Baleares, ya que en su proyecto «todo el mundo tiene cabida, por lo que no sobra nadie». Por otro lado, señaló que «no sería una sorpresa» que si ganara, incorporase en la Ejecutiva a miembros de las NNGG, ya que, a su juicio, son el «mejor exponente de futuro», por lo que deben «participar activamente» en la vida del partido.

Bauzá precisó que él no ha ido a buscar ningún aval, «ni a tocar ninguna puerta», sino que los apoyos necesarios recibidos para presentar su candidatura los recogió en una comida celebrada el pasado sábado con las NNGG del PP, quienes de «forma espontánea» recogieron los avales, que, según reconoció, ni los ha contado.

«No voy a ser ni mejor, ni peor presidente», resaltó, al tiempo que manifestó que su intención «no es convencer a nadie» para que le vote, sino transmitir a las bases del partido su proyecto «abierto, sin exclusiones, de unidad y de responsabilidad». Así, expresó su «convencimiento» de que los afiliados son «inteligentes, por lo que sabrán elegir qué es lo mejor para el partido».