0

Govern balear y operadores turísticos se han marcado como objetivo frenar la próxima temporada el desplome del turismo español registrado en Balears el año pasado, con una caída del 17 por ciento y un volumen de 1'6 millones de clientes, según informan fuentes de la Conselleria de Turisme.

El departamento que dirige Miquel Ferrer acude este año a la Feria Internacional de Turismo de Madrid, Fitur, que será inaugurada mañana por sus majestades los reyes don Juan Carlos y Doña Sofía, con el objetivo de sentar las bases para estabilizar el mercado español, que en 2009 fue el más afectado por la recesión económica con retrocesos superiores a los registrados por los mercados alemán y británico.

El Ejecutivo balear tiene intención de alcanzar este año acuerdos con operadores turísticos nacionales e incrementar los esfuerzos promocionales con el objetivo de estabilizar el mercado nacional en las Islas, que pese al descenso se mantuvo el año pasado como tercer mercado en volumen de clientes.

Mayoristas, hoteleros, directores de las Oficinas Españolas de Turismo en el exterior (OET), Secretaría de Estado de Turismo y comunidades autónomas analizarán en Fitur el comportamiento de los principales mercados emisores en un año que se prevé complicado, si bien el inicio de la recuperación de las economías alemana y británica pueden generar crecimientos en la demanda turística.

El Govern acude este año a Fitur con un stand nuevo que tendrá al tenista Rafel Nadal como imagen central, mostrará láminas iluminadas de las Islas, contará con un aroma específico diseñado para cada isla y con una melodía inspirada en Frederic Chopin en el 200 aniversario de su nacimiento.

El stand, que también se utilizará en las ferias ITB de Berlín y World Travel Market de Londres y tiene un presupuesto de 2 millones de euros, contará con una pantalla circular de 20 metros de diámetro desde la que se proyectarán colores, símbolos y mensajes como reclamo hacia el expositor, en el que cada isla contará con su propio espacio que confluirá hacia una plaza central común.

En dicha plaza central habrá una instalación sonoro-lumínica que recuerda a las enormes lámparas de los vestíbulos de los grandes hoteles de principios de la era turística.

En el primer piso del expositor habrá un restaurante que acogerá los acontecimientos gastronómicos planificados por las distintas Denominaciones de Origen de las islas y las asociaciones de restauración.