Manuel Ollé, en 2007, en una de sus últimas visitas a Palma. | M. À. Cañellas

1

«Sí, mi especialidad es la de derecho penal internacional, pero a Jaume Matas le defenderé sólo como penalista», declaró ayer a este diario Manuel Ollé Sesé, que asumirá la codefensa del ex presidente del Govern junto al abogado palmesano Rafael Perera.
Ollé ha admitido que ya está estudiando la causa, que la ve «muy compleja», pero ha adelantado cuál será su consejo al ex ministro de Medio Ambiente: «Lo último que haría sería recomendarle a Matas que no viaje a Palma», ha subrayado.
«Espero estar muy pronto en Palma. No conozco al juez (José Castro) ni al fiscal (Juan Carrau), pero sé que a Matas le imputan hasta nueve supuestos delitos», añadió.


Prestigio


Manuel Ollé Sesé es pese a su juventud, (tiene 38 años), uno de los abogados más prestigiosos pero sobre todo, más comprometidos con la libertad y la defensa de los derechos humanos en todo el Mundo. Hijo del popular doctor Ollé, que fue concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Barbastro (Huesca), se trasladó a Madrid para cursar estudios de Derecho, ciudad donde reside. En la actualidad ejerce como Profesor de Derecho Penal en la Universidad Antonio de Nebrija de la capital española.
Pero su actividad docente la compagina con una prolija tarea profesional desde el banquillo, donde se ha convertido en uno de los destacados letrados del país con causas como la defensa del empresario vasco Superlópez en la Audiencia Nacional y que evitó su extradición a Estados Unidos.
En los últimos años ha sido un estrecho colaborador del juez Baltasar Garzón en la extradición solicitada del dictador Augusto Pinochet a España donde se le pretendía juzgar por crímenes contra la Humanidad.
Es también el abogado de las Madres de la Plaza de Mayo de Argentina y ha sido su representante en el juicio contra el militar Francisco Adolfo Scilingo por crímenes contra la humanidad.
En la actualidad desde su puesto como presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos está trabajando en la defensa de los derechos del pueblo saharahui y en la condena de las violaciones contra este pueblo por parte de Marruecos.
Además imparte numerosas conferencias por las universidades españolas, la última de ellas en la Universidad de Jaén, junto a Baltasar Garzón.
Ya se ha enfrentado, jurídicamente, a dictadores como Augusto Pinochet, genocidas como el argentino Ricardo Cavallo y terroristas de Estado como los militares guatemaltecos, que eliminaron a más de 200.000 personas durante los 36 años que estuvieron en el poder.
Ahora, asumirá la codefensa del ex presidente del Govern Jaume Matas en el 'caso Palma Arena'.