0

Los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado (Guardia Civil, Policía Nacional y Ejército) son las instituciones mejor valoradas por los ciudadanos de Balears, junto con las organizaciones no gubernamentales, la Universitat y los medios de comunicación. Por el contrario, todas aquellas instituciones vinculadas con la política (Delegación del Gobierno, Govern, consells y partidos políticos) forman el grupo que genera más desconfianza entre la ciudadanía balear.

Una encuesta del Instituto Balear de Estudios Sociales (IBES) en exclusiva para Ultima Hora revela el grado de confianza que generan entre los ciudadanos las principales instituciones de Balears, tanto públicas como privadas. En un contexto de crisis, económica e institucional, puede resultar comprensible el rechazo de los organismos más 'políticos', pero llama la atención que el desprestigio alcanza también a las entidades financieras y los sindicatos.

La encuesta del IBES revela que a pesar de los importantes casos de presunta corrupción desvelados en los últimos años en Balears, instituciones como el de los jueces y fiscales no se encuentran en la zona alta de las valoraciones ciudadanas. De hecho se encuentran por debajo, incluso, de las organizaciones empresariales y de los medios de comunicación, los cuales han dado una gran trascendencia pública a las irregularidades detectadas en la gestión de los fondos públicos por parte de sus responsables políticos.

El sondeo del IBES permite discernir por afinidad política el grado de confianza de los ciudadanos con sus instituciones, un análisis que no excluye las sorpresas.

En términos globales, los ciudadanos de Balears mantienen un criterio bastante uniforme respecto al grado de confianza que mantienen respecto a sus instituciones, tanto en los apoyos como en los rechazos.

No obstante, la distribución por sentido del voto de los electores también tiene un efecto sobre determinados organismos o instituciones.
Así, entre los votantes del Partido Popular hay un rechazo más amplio respecto a las instituciones que gobierna o gestiona la izquierda, como es el caso la Delegación del Gobierno, el Govern, los consells y los sindicatos. Entre la derecha los partidos políticos generan, también una gran desconfianza.

Por el contrario, entre los votantes socialistas, los rechazos mayoritarios se producen entre las instituciones financieras, bancos y cajas de ahorros, mientras que para el resto de votantes (UM y Bloc) los rechazos más amplios corresponden al Govern, los consells, los sindicatos y los partidos políticos, en coincidencia casi milimétrica con el Partido Popular.

La actual coyuntura económica y política que se vive en Balears está claro que está dejando su impronta en la sociedad, como lo demuestran las opiniones de los ciudadanos respecto al papel que juegan las principales instituciones que les representan.

Los resultados de la encuesta del IBES ponen de manifiesto que son las instituciones más sólidas, alejadas de los avatares políticos, lo que gozan de una mayor solvencia ciudadana -cuerpos de seguridad, organizaciones no gubernamentales, UIB y medios de comunicación, mientras que en la zona intermedia figuran instituciones como los ayuntamientos, los empresarios, la judicatura y la Administración central. Todo ello revela el impacto de la situación política en los ciudadanos de Balears.