0

El Convent de les Caputxines de Palma complementa este año su tradicional exposición de belenes con Tres segles d'arts sumptuàries a Mallorca (s.XVII-XIX), que podrá visitarse hasta el 10 de enero. La muestra, comisariada por Jaume Llabrés y Aina Pascual, cuenta con excepcionales piezas litúrgicas, conventuales, de mobiliario y decoración que permiten disfrutar de la belleza del patrimonio religioso.

Una de las obras de más categoría es una «magnífica» cajonera barroca realizada con ocho maderas diferentes, «excepcional por sus dimensiones y su trabajo de marquetería, que incluye una rosa de los vientos y un ramo de lirios», explica Llabrés. Otras de las piezas exhibidas son dos tocadores de estilo Carlos IV, uno de ellos «particularmente original, con formas ovaladas» ; cuatro sillas neoclásicas «de gran categoría» de finales del siglo XVIII, que tienen tallado un fajo de hojas en cada brazo y una pata de cabra en la base, o un armario de cálices policromado. Otra obra destacada es una talla de madera estucada y policromada de Santa Elena, una obra muy representativa de Adrià Ferran, «el más destacado representante del clasicismo catalán».

Por otra parte, la exhibición cuenta con ejemplos de «bellos muebles populares» y de joyería antigua. Este es el caso de unas sillas de policromadas y con detalles en plata, un buffet plegable y dos cajas de marinero, fabricadas en madera. Una es catalana, con una vista al puerto de Nápoles pintada en la parte interior, algo «poco habitual y muy original». La otra caja, mallorquina, tiene un escudo real pintado.

Convento de las caputxines. Hasta el día 10. C/Caputxines 14, en Palma. De 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.30.