0

El Gobierno central ha puesto en manos de la comunidad autónoma una nueva partida de 30 millones de euros, que podrían llegar a cincuenta, procedentes de un fondo especial para 'estimular la economía y el empleo en las Islas': más obras públicas que servirán para crear empleo y para contratar a personas para trabajar en servicios sociales.

Por el momento, y a la espera de una reunión decisiva que se tiene que celebrar en los próximos días, serán tres las áreas que se llevarán el mayor peso de las inversiones: actuaciones en el medio rural y litoral; construcción y rehabilitación de edificios y financiación de la atención a la dependencia.

Estos 30 millones de euros se invertirán a lo largo de este año. No forman parte de la inversión territorializada que se incluye en los Presupuestos del Estado y tampoco tienen que ver con el nuevo sistema de financiación ni con las ayudas a los municipios para fomentar el empleo en obra pública.

Macroreunión

Según se ha informado a este periódico, el visto bueno definitivo a la propuesta se dio esta misma semana y será el próximo día 30 cuando se detallen todas las propuestas. Además, para esa misma semana, Antich ha convocado una macro-reunión con representantes políticos, sociales, financieros y económicos de la que saldrá una radiografía bastante aproximada de la situación económica de Balears.

A estos 30 millones de pesetas podrían añadirse unos 18 más que servirían para financiar proyectos de innovación y desarrollo y también obras en carreteras.

Además, cabe recordar que la Conselleria de Treball ha abierto una línea especial para contratar a trabajadores en situación de desempleo.

Estos proyectos, en los que participan las diferentes conselleries (que son las que promueven las zonas de actuación) se coordinan desde Presidència. La idea comenzó a barajarse a raíz de las reuniones que el president Antich mantuvo en el Consolat de la Mar, a finales de verano, para afrontar de forma conjunta soluciones ante la situación de crisis. Las reuniones se han institucionalizado y ahora, de modo más discreto, se coordinan desde la Conselleria de Presidència. La última, el pasado día 22, aprobó el informe de seguimiento sobre la aprobación de los dos fondos estatales que ahora están en marcha: el primero afecta al Govern; el segundo a los ayuntamientos.

El referido a los ayuntamientos es el 'Plan Zapatero' de ayuda a los municipios. En Balears se han aprobado 192 proyectos por un valor de 52.708.152 euros. La mayoría de proyectos afectan a Mallorca, concretamente 115, y están valorados en 34.994258 euros.

La reunión que, la próxima semana, analizará la actual situación de la economía balear y las diversas inversiones que se tienen que realizar estos meses es el colofón de las que se iniciaron el pasado año. Balears es una de las pocas comunidades autónomas que creó una comisión permanente de seguimiento de la situación. En la reunión, que podría celebrarse el jueves o el viernes (en este caso, tras el Consell de Govern) todas las conselleries y el resto de instituciones representadas expondrían cuáles han sido sus actuaciones. Coordinará la Conselleria de Presidència del Govern.