0

La segunda fase del 'caso Plan Territorial de Mallorca' arrancará en mayo con nuevos imputados tras la instrucción bajo secreto sumarial desarrollada por el juez Miquel Florit -en sustitución de Pedro Barceló, del Juzgado de Instrucción 1- durante más de dos meses.

Bartomeu Vicens, conseller insular del Territori y Jaume Font, portavoz del PP en el Consell de Mallorca cuando se aprobó la norma urbanística en 2004, tendrán que comparecer ante el magistrado para explicar las circunstancias en las que, al parecer, se generaron plusvalías millonarias con la compraventa de terrenos afectados por las veinte Àreas de Reconversión Territorial (ART). Font comparecerá el 22 de mayo y Vicens el 24 de ese mes.

La comparecencia de Vicens y Font se enmarca en lo apuntado en la querella de la Fiscalía Anticorrupción que subraya: «Debe ser objeto de investigación la intervención de aquellas personas que con pleno conocimiento de las consecuencias que provocaban, intervinieron de manera eficaz para que fuera finalmente aprobada una disposición administrativa en la que parte de su contenido (las ART) tenía características de antijuricidad, arbitrariedad y beneficio de particulares sin apenas utilidad pública y social».

En esa misma tesitura están los conocidos promotores Vicenç Grande, del Grupo Drac, y Mateu Sastre, de Ibercon, investigados tras una denuncia presentada por el Grup d'Ornitologia Balear (GOB) y que asumió Anticorrupción. Grande ha sido citado el 24 de mayo y Sastre el 12. Según el Ministerio Público, un informe pericial ha valorado en una cantidad global superior a los 297 millones de euros las plusvalías que se generaron en dichos terrenos de las ART.

La querella analiza numerosos indicios incriminatorios en las ART investigadas, las de Marratxí, Campos, Sóller, Pollença y Alcúdia. Precisamente, agentes de la Guardia Civil se incautaron de toda la información relativa al PTM en esos municipios, y que más tarde, sirvieron de base para realizar las primeras imputaciones. Durante los más de dos meses que el juez mantuvo la investigación bajo secreto sumarial declararon varias personas, entre ellos, Fausto Ferrero, Federico Serratosa, Damià Tomás y Jaume Bibiloni, entre otros.