Los jóvenes de la Familia Real, entre la marcha nocturna y Marineland

Los Reyes, sus hijos y nietos siguen disfrutando muy discretamente de sus vacaciones en Palma

|

Valorar:

En cuanto a las noches, si hay conciertos asisten "a veces: (Van Morrison y Alejandro Sanz)"; también acuden a alguna que otra cena, ya sea oficial "como la de la regata del Campeonato del Mundo 2001", ya sea de carácter privado, y alguna noche salen de marcha. Don Felipe, sobre todo, suele hacerlo acompañado de sus primos, Nicolás, el hijo de Constantino y Ana María; Beltrán, el hijo de doña Pilar de Borbón; y su hermana Simoneta y el esposo de ésta, José Miguel Fernández Sastrón. Al menos en compañía de ellos nos pareció verlos la noche del concierto de Julio Iglesias, una vez finalizado éste.

Estuvieron de copas por la dársena de Can Barbarà, con parada en Mosquito y Nassau, seguida de otra en el Vip de Pachá, ya entrada la madrugada. Desgraciadamente para nosotros, cazadores de noticias full time, no vimos al Príncipe en ningún momento en compañía femenina, lo que hubiera sido una buena foto "o en nuestro caso, una buena secuencia, pues las imágenes fueron captadas por una minicámara de televisión", ni mucho menos en la de Eva Sannum, sin duda la foto del año.

Como recordarán los navegantes y asiduos a los puertos deportivos de la bahía palmesana, anteayer no hubo muy buena mar, sobre todo a partir del mediodía, de ahí que la mayoría de barcos que salieron a navegar, entre ellos el «Fortuna», regresaran a puerto más pronto que en otras ocasiones. Decimos esto porque el yate real ya estaba de regreso en su hueco de la base militar de Portopí a las cinco y media de la tarde.

Sus egregios ocupantes, en diversos coches "el primo Nicolás en el Morgan verde, posiblemente la joya del garaje de Marivent", regresaron a Palacio, para al poco tiempo, la Reina, la infanta doña Elena, que no había navegado ese día ya que había dedicado parte de él a entrenar en el complejo hípico de Bunyola en vistas al trofeo que lleva su nombre, y los duques de Palma, con los pequeños, dirigirse a Marineland, donde pasarían el resto de la tarde presenciando el show de los delfines.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.