Visitantes de Green Park frente a los tributos florales, ya en descomposición, que se dejaron en honor a la difunta reina Isabel II. | Reuters

La reina Isabel II de Inglaterra murió de vejez, según atestigua su certificado de defunción, publicado por National Records of Scotland este jueves. La monarca con el reinado más largo de Gran Bretaña murió en paz a la edad de 96 años en el Castillo de Balmoral, su casa de verano en las tierras altas de Escocia, el pasado 8 de septiembre. El certificado registra la hora de su muerte a las 15:10 horas (14:10 GMT).

Noticias relacionadas

El Palacio de Buckingham había emitido un comunicado poco después de las doce y media del mediodía para indicar que los médicos estaban preocupados por la salud de la monarca, y que permanecería bajo supervisión médica. Su muerte fue anunciada oficialmente a las 18:30 hora inglesa. Isabel II cumplió su último deber oficial, nombrando a Liz Truss como primera ministra, solo dos días antes de su fallecimiento.

La reina, que pasó 70 años sentada en el trono británico, sufría lo que el Palacio de Buckingham denominó «problemas de movilidad episódicos» desde fines del año pasado, lo que la obligó a retirarse de casi todos sus compromisos públicos. El certificado muestra que su muerte fue registrada por su hija, la princesa Ana, el 16 de septiembre.