Fuerzas prorrusas luchando en el Donbás. | Reuters

10

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado la necesidad de decretar la movilización parcial entre la población rusa, la primera medida de esta índole desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, para dar un golpe de efecto a su campaña militar de apoyo a los rebeldes prorrusos del Donbás. Qué implica esto y cómo puede afectar al devenir de la guerra en Ucrania. Fuentes del Kremlin ya han aclarado algunos detalles sobre la decisión de Putin.

En concreto, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ha afirmado este miércoles que el decreto de movilización parcial de Putin contempla la convocatoria de 300.000 efectivos adicionales para servir en la campaña militar de Rusia en Ucrania, todos ellos reservistas, y que en caso de necesidad 25 millones de rusos cuentan con experiencia militar y puedan ser llamados a filas.

Noticias relacionadas

Los reservistas podrían ser legalmente desplegados en el Donbás y los territorios ocupados en el sur de Ucrania si el Kremlin acepta su ingreso en Rusia tras los referendos de integración que esos territorios celebrarán estos días. La Duma o Cámara Baja aprobó enmiendas al código penal que endurecen hasta los 10 años las penas de cárcel para los soldados por rendición y deserción sin justificación en caso de movilización o ley marcial. El incumplimiento de órdenes directas de un superior para participar en acciones militares o de combate también pueden ser castigadas con hasta diez años de prisión. Los hombres movilizados podrían abandonar el servicio sólo por motivos de salud, si alcanzan la edad máxima para servir en el ejército o en caso de que un tribunal civil ordene su encarcelamiento.

El jefe del ejército ruso ha precisado además que cerca de 6.000 rusos han muerto en el marco de la guerra en Ucrania, cifra que contrasta con la facilitada por Kiev, que habla de más de 55.000 militares rusos muertos en combate. «En la etapa inicial, las Fuerzas Armadas de Ucrania tenían entre 201.000 y 202.000 personas, pero han sufrido más de 100.000 bajas», ha dicho Shoigu según ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax.

En una entrevista con la televisión estatal rusa, Shoigu agregó que los estudiantes y aquellos que sirvieron como reclutas no serán convocados, como tampoco la mayoría de las reservas de Rusia. Se calcula que las tropas activas rusas son aproximadamente 768.000 soldados y la reserva está conformada por más de un millón y medio. Una parte relevante de los mismos son personal técnico y administrativo.