La viruela del mono es una enfermedad procedente de África. | Efe

1

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesu, ha confirmado este miércoles que ya se han registrado algunos casos de contagio de viruela del mono en niños menores de 18 años, dos en el Reino Unido y se está estudiando la posibilidad de que haya más en España y Francia. Ninguno de ellos está grave, si bien los expertos de la OMS han recordado que los niños, al igual que las embarazadas, son un grupo de riesgo que «preocupa de sobremanera». «Los casos han sido leves pero tenemos que tener muy presente que son grupos vulnerables, por lo que tenemos que usar todas las medidas de salud pública para evitar que se propague», ha enfatizado el gerente de incidencias de la OMS, Abdi Mahamud.

Hasta ahora, los casos confirmados de viruela del mono eran, mayoritariamente, de hombres jóvenes que practican sexo con hombres. Entre el 1 de enero y hasta el 22 de junio se habían detectado más de 3.400 casos en 50 países y una muerte. Tal y como ha recordado Tedros, esta semana el Comité de Emergencia señaló que el brote «no constituye» una emergencia una emergencia de salud pública de preocupación internacional, si bien el dirigente de la OMS ha informado de que volverá a convocar al organismo para seguir analizando la evolución de los contagios.

«Mientras tanto, los países deben incrementar su vigilancia epidemiológica, realizando pruebas cuanto antes y seguir llevando a cabo las mejores prácticas para gestionar la respuesta al virus. Hay que garantizar el acceso a las vacunas, a los antivirales, realizar una recopilación sistemática de datos clínicos e informar de manera eficaz sobre las recomendaciones para evitar el contagio», ha zanjado Tedros.