Un hombre sostiene a su bebé dentro del refugio antiaéreo de la planta química Azot, donde la gente se ha estado escondiendo de los bombardeos desde el comienzo de la guerra, en Sievierodonetsk, en la región de Lugansk en disputa entre Ucrania y Rusia. | Reuters

1

Las fuerzas rusas controlan este martes cerca de la mitad de la ciudad de Sievierodonetsk, la última ciudad fiel a Kiev en Lugansk (este de Ucrania), según ha confirmado el jefe de la administración de la ciudad a la televisión nacional. Si bien Ucrania todavía mantiene el control de la ciudad y sus soldados están luchando contra las tropas rusas que avanzan lentamente, actualmente no es posible evacuar a los civiles, que se encuentran bloqueados según ha afirmado este martes el jefe de la administración local. «La ciudad todavía está en manos ucranianas y están dando batalla, pero las evacuaciones no son posibles debido a los combates», dijo Oleksandr Stryuk al medio local.

El reportero ucraniano Illia Ponomarenko ha descrito el avance ruso en Sievierodonetsk como «constante y en mitad de un duro combate urbano. Casi todas las fuerzas disponibles están siendo lanzadas. A su vez, las unidades ucranianas siguen combatiendo en las calles, pero muchas también se retiran a Lysychansk, el principal punto de defensa, en un terreno más elevado».

Por su parte, la inteligencia británica ha monitoreado en las últimas horas el avance de Rusia en este Sievierodonetsk y coinciden en señalar la lentitud del progreso hacia el dominio completo del Óblast de Lugansk. Así agregó que la concentración de sus fuerzas en un área pequeña aumentaba los riesgos para otros en otros lugares. «El progreso ha sido lento, pero se mantienen las ganancias. Es probable que las rutas hacia el objetivo permanezcan bajo control ucraniano», dijo el Ministerio de Defensa británico en una actualización de Twitter.

«Rusia ha logrado mayores éxitos locales que antes en la campaña al concentrar fuerzas y disparar en un área relativamente pequeña. Esto obliga a Rusia a aceptar riesgos en otras partes del territorio ocupado». Sin embargo desde la región rebelde del este de Ucrania tan solo coinciden en señalar que los combates están siendo duros hacia el centro de la ciudad de Sievierodonetsk.

Algunas fuentes ucranianas han denunciado que el ejército ruso planea llevar a cabo una «operación de limpieza» en Severodonetsk y sus alrededores con el fin de eliminar o neutralizar a cualquier enemigo en esa zona que está a punto de controlar totalmente. Serhii Haidai, jefe de la administración militar regional de Lugansk, explicó este martes que la situación en esta ciudad, la segunda en importancia que aún no controlan del todo los rusos en la región de Lugansk, «es extremadamente difícil». «Han desplegado un batallón de soldados que peinarán las aldeas en las afueras de Severodonetsk, están reuniendo su equipo», precisó. Los rusos «están enviando un batallón de soldados que pasarán por las aldeas circundantes. Están moviendo equipos con grandes lanzallamas para simplemente quemar a nuestro ejército, junto con la población civil, no les importa», denunció este representante.