La OMS ha recomendado a los países europeos que están registrando positivos que rastreen los contactos estrechos de estas personas, especialmente aquellas con un perfil más vulnerable. | Reuters

0

La Dirección General de Salud de Francia confirmó este viernes un primer caso de la llamada viruela del mono en su territorio, en un hombre de 29 años que no había viajado en los últimos meses por los países donde circula el virus. El hombre fue hospitalizado ante la sospecha del contagio, pero ante la ausencia de gravedad en su caso fue enviado a su domicilio, donde permanece aislado, según las autoridades, que recomiendan que la cuarentena dure las tres semanas que tardan aproximadamente en desaparecer las heridas que provoca.

Se trata del primer caso confirmado por las autoridades sanitarias en Francia, tras el registro de varios casos en España, Reino Unido, Suecia, Italia y Portugal, pero también en Estados Unidos y Canadá. Además, se están evaluando casos sospechosos en numerosos países ante la rápida evolución de la situación, que alerta a las autoridades. «Los equipos de Salud Pública Francia y de la región parisina, en contacto con el médico que ha tratado a esta persona, han abierto una investigación epidemiológica. Las personas que han estado en contacto estrecho con este paciente están siendo identificadas» precisó la Dirección General de Salud en un comunicado.

Añadió que esas personas serán informadas de cómo deben actuar para limitar la propagación del virus. Las autoridades sanitarias francesas precisaron que el país ha reforzado la alerta para vigilar la preocupante expansión de esta enfermedad poco frecuente, con síntomas similares a la varicela que crea heridas y costras sobre todo en el rostro, manos y pies, y empieza con síntomas de fiebre, dolores de cabezas y musculares.

Se transmite por el contacto con animales o materiales infectados, pero también por un contacto estrecho con personas contagiadas, a través de fluidos, saliva o heridas abiertas. La incubación de la enfermedad puede tardar entre cinco y 21 días, pero recuerdan que la curación suele darse de forma espontánea tras dos o tres semanas