La directora del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), Andrea Ammon, en rueda de prensa. | Europa Press - ECDC

3

Los casos de hepatitis infantil aguda de origen desconocido, confirmados en una docena de países, ascienden a 190, informó este martes el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), Andrea Ammon. «Hay investigaciones en marcha en todos los países que han confirmado casos, pero por el momento la causa de esta hepatitis todavía es desconocida», dijo en rueda de prensa. Ammon recordó que las pesquisas apuntan a un «vínculo» con una infección provocada por un adenovirus y que el ECDC seguirá monitorizando los casos y colaborando con las autoridades sanitarias de los respectivos países.

En Reino Unido, donde se dio la alerta el pasado día 5, se han detectado más de un centenar de casos y cuarenta corresponden a diez países de la Unión Europea (UE) y del Espacio Económico Europeo (EEE), a los que hay que sumar los registrados en Estados Unidos e Israel.

«Es difícil hacer una evaluación de riesgo con tantos factores desconocidos, pero el impacto es alto», alertó Ammon, en alusión a que cerca de una veintena de los niños afectados han necesitado un trasplante de hígado tras contraer esta nueva enfermedad, que suele acarrear dolores abdominales, diarrea o vómitos. «Hasta el momento no se ha detectado ninguna conexión entre los casos ni ninguna asociación con viajes», afirmó Ammon. En todos los casos las investigaciones han excluido hepatitis viral de los tipos A, B, C, D y E.