Una de las salas que acogen las reuniones y conferencias de los líderes mundiales en Glasgow (Reino Unido). | Twitter COP

1

Líderes de 190 países se reúnen estos días en Glasgow. Un evento al más alto nivel y que copa los medios de comunicación. Este domingo arranca la famosa «COP26», pero, ¿qué es y para qué servirá?

¿Qué es la «COP26»?

Es la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (la COP, según sus siglas en inglés). Una cumbre en Glasgow (Reino Unido) en la que se reúnen políticos, científicos y activistas de 190 países para abordar la emergencia climática.

El objetivo este año es establecer un plan global con medidas para llegar al año 2050 con emisiones netas cero. Una meta ambiciosa para la que harían falta ya medidas a corto plazo.

La cumbre de ahora ha dado comienzo este domingo, 31 de octubre, y se extenderá dos semanas, hasta el 12 de noviembre.

Este tipo de cumbres se celebran cada año desde 1995. Esta edición, la número 26, debía de haberse realizado en 2020, pero se canceló debido a los malos datos de la pandemia. Esta edición de máxima importancia, pues es la primera tras la pandemia y se la considera sucesora del la COP21 de París, la última gran cita importante de este tipo.

Antecedentes: la cumbre del clima de París, en 2015

Noticias relacionadas

La última gran reunión a escala global para tratar seriamente la emergencia climática fue la «COP21», más conocida como el Acuerdo del Clima de París, en 2015. Por primera vez, los líderes mundiales se reunieron para marcar una serie de políticas para evitar un cambio climático catastrófico. El mayor pacto fue intentar mantener en 2ºC la previsible subida de temperaturas para evitar un cambio climático catastrófico.

Sin embargo, lejos de disminuir, en los últimos seis años las emisiones contaminantes no han hecho más que aumentar, alejándose en mucho de los objetivos marcados. Las propuestas han quedado en su mayoría en papel mojado y los países no han sabido actuar conjuntamente.

Una de las últimas esperanzas para el planeta

Ahora, la COP26 se sitúa como una de las últimas oportunidades para evitar cambios climáticos que ya no tengan vuelta atrás.

Aunque el confinamiento dio un respiro al planeta, a penas ha sido un oasis. Con la reactivación, ha resurgido la contaminación. Los gases invernaderos no han hecho más que aumentar. De hecho, 2020 fue el tercer año más caluroso en España desde que existen registros.

La humanidad queda en manos de los líderes políticos para que fenómenos extremos como nevadas de Filomena, torrentadas como la de Sant Llorenç en Mallorca o los mega-incendios forestales que han asolado este verano Grecia, Turquía y Australia no sean el pan de cada día.