Los agentes se han desplazado al lugar de los hechos. | Twitter: @EFEnoticias

0

Un tiroteo registrado este martes en las cercanías del Pentágono, la sede del departamento de Defensa de Estados Unidos, causó «varias víctimas», informó una fuente oficial, sin aclarar si fueron muertos o heridos.

El jefe de la Agencia de la Fuerza de Protección del Pentágono, Woodrow Kusse, indicó en una conferencia de prensa que el hecho se registró alrededor de las 10.37 (14.37 GMT), en una de las dársenas que sirve a las distintas líneas de autobuses que transitan por la zona.

«Un agente del Pentágono fue atacado en la dársena del Metrobus, se produjo un tiroteo y hubo varias víctimas», afirmó Kusse, sin dejar claro si fueron muertos o heridos.

Sin embargo, la cadena CNN indicó, citando tres fuentes oficiales, que un policía murió como consecuencia del tiroteo.

Kusse se abstuvo de confirmar el estado del agresor, después de que trascendieran versiones de que había muerto y tampoco aclaró si el hecho supuso una amenaza para la seguridad del complejo.

Según Kusse, hay una «investigación en curso», y prometió proporcionar mayores «detalles» posteriormente, al asegurar que la información de la que dispone es «preliminar».

«La situación se ha resuelto, pero la investigación debe continuar», agregó Kusse, quien dijo desconocer el motivo del incidente.

El Pentágono permaneció cerrado durante más de una hora después del tiroteo, que tuvo lugar cerca de uno de los accesos principales al recinto, situado en Arlington, a las afueras de Washington DC, y que es utilizado a diario por miles de empleados del Departamento de Defensa.

Este hecho recordó dos incidentes ocurridos en 2010, uno de los cuales involucró en marzo de ese año a un hombre de 36 años, John Patrick Bedell, quien hirió a dos militares tras abrir fuego contra un puesto de seguridad del Pentágono y murió tras enfrentarse con los policías que respondieron al ataque.

Meses después, en octubre de 2010, el Pentágono fue blanco de disparos, que impactaron en dos ventanas de una parte del edificio que estaba siendo reconstruida y permanecía desocupada.