Israel ataca Líbano con artillería en respuesta al lanzamiento de cohetes. | Europa Press

0

Israel bombardeó con artillería esta madrugada objetivos en Líbano en represalia por el lanzamiento de cohetes desde el país árabe hacia territorio israelí, anunció hoy el Ejército.
Se lanzaron dos cohetes hacia Israel, uno fue interceptado por el sistema antimisiles israelí «Cúpula de Hierro» y el otro cayó en un espacio abierto, sin provocar víctimas, en la región noroccidental de Galilea, donde llegaron a sonar las alarmas antiaéreas.

«El Estado de Líbano es responsable del lanzamiento de cohetes durante la noche, ya que permite a terroristas operar dentro de su territorio», señaló esta mañana en un comunicado el ministro de Defensa. Benny Gantz.

La prensa especializada israelí señala hoy que los cohetes no fueron lanzados por Hizbulá, grupo terrorista chií radicado en el sur de Líbano con el que Israel ya libró una guerra en 2006, sino por grupos palestinos afines a Hizbulá y al movimiento islamista Hamás, que controla Gaza desde 2007.

De hecho en las últimas semanas, Israel ha detenido en la frontera con Líbano a decenas de jóvenes palestinos, que vincula a Hamás, por supuestamente dedicarse al contrabando de armas.

Gantz advirtió de que Israel «actuará ante cualquier amenaza contra su soberanía o sus ciudadanos y responderá de acuerdo a sus intereses en el momento y lugar precisos».
«No vamos a permitir que la crisis social, política y económica se convierta en una amenaza a la seguridad de Israel. Pido a la comunidad internacional que tome medidas para restaurar la estabilidad en Líbano», señaló.

A medida que la crisis se agrava en el país vecino, en Israel han aumentado los temores de que la situación de inestabilidad política de alas a Hizbulá -apoyado por Irán, en principal enemigo de Israel en la región- y derive en una nueva conflagración con Líbano, país con el que técnicamente sigue en guerra y no hay relaciones diplomáticas.

El primer ministro designado, Saad Hariri, renunció la semana pasada a formar un nuevo gobierno después de ocho meses de intentos que han derivado en parálisis política, crisis económica y protestas sociales en las calles