Gente concentrada en los alrededores de la plaza Eleftherias de Nicosia. | Reuters

0

Chipre lanzó esté lunes un plan para la salida escalonada del confinamiento vigente desde hace dos semanas y puso en marcha un certificado con el que las personas vacunadas o libres de Covid pueden volver a hacer vida prácticamente normal, algo que además de los beneficios para sus nacionales se interpreta como un signo de recuperación a las puertas de la temporada turística de verano.

El Ministerio de Sanidad explicó que el certificado consiste en tres documentos que pueden presentarse alternativamente: uno que da fe de que han pasado al menos tres semanas desde la administración de la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19; una prueba de que se contrajo el coronavirus en los últimos seis meses o una prueba negativa de PCR con un máximo de 72 horas de antigüedad.

El certificado da acceso, entre otros, a todos los establecimientos de hostelería, lugares de culto religioso, bodas, funerales, bautizos, teatros, cines, comercio, gimnasios y casinos.
Por otra parte, el Ministerio especificó que no se necesitará un certificado para las peluquerías, esteticistas, bancos, supermercados, panaderías, carnicerías, pescaderías, farmacias, servicios públicos y privados, agencias de apuestas, playas, áreas de picnic al aire libre y zoológicos, a donde podrá acceder todo el mundo.

Tras las críticas de algunos expertos legales que consideran la medida anticonstitucional, el Gobierno chipriota recalcó que será temporal, estará en constante evaluación y será revisada si es necesario.

Solo los agentes de policía o los funcionarios estatales autorizados pueden verificar si las personas tienen un certificado válido.

El ministro de Sanidad, Constantinos Ioanu, señaló que a partir de hoy «Chipre da un paso para volver a un ritmo más normal de actividad social y económica», aunque añadió que algunas medidas restrictivas seguirán en vigor al menos hasta finales de junio.

Entre las restricciones que siguen en vigor está el toque de queda de las 23.00 hasta las 5.00 de la mañana.

Con el nuevo decreto queda abolida la restricción de los ciudadanos de salir de casa solo una vez al día a través de un mensaje de texto.

Chipre, con una población de unos 850.000 habitantes, ha sumado hasta hoy 69.432 casos confirmados y 336 muertes por coronavirus.

Según el Ministerio de Sanidad, hasta el 8 de mayo se han administrado 354.264 vacunas en total, 270.101 (36,5%) para la primera dosis y 84.163 (11,4%) para la segunda. El Gobierno mantiene su objetivo de vacunar al 65 % antes del verano.