6

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el ministro del interior de Italia, Matteo Salvini, se han enzarzado en un rifirrafe en Twitter este fin de semana en que él le ha llamado «buenista» y ella le ha acusado de racismo y falta de humanidad.

En un tuit recogido por Europa Press, Colau ha pedido a la Unión Europea (UE) que obligue a Salvini a cumplir la ley: «Salvar vidas no solo es un deber moral, sino también legal», ha defendido.

En respuesta al comentario, Salvini le ha llamado «alcaldesa buenista de Barcelona», y le ha pedido que abra el puerto de su ciudad, ya que se trata de una embarcación y una ONG españolas.

Salvini también ha dicho que en 15 días --este domingo suman 17-- de espera, el barco del Open Arms podría haber hecho dos veces el trayecto de ida y vuelta a Barcelona.
Colau ha rebatido que «Barcelona siempre ha abierto el puerto para salvar vidas», y le ha reprochado que lo que él llama buenismo son la ley, el derecho, la democracia y los derechos humanos.

Ha defendido que su petición a la UE es lo contrario de buenismo: «Si Europa consiente su racismo y su ausencia de humanidad, nos hará naufragar a todos».

En el día 17 del Open Arms esperando puerto para desembarcar, Salvini les ha reprochado en un tuit este domingo que no hayan navegado hasta un puerto español. Ha acusado a la ONG de tener «falsos enfermos y falsos menores» entre los migrantes, y ha afirmado que lo hacen para atacar y provocarle a él y a Italia.

También ha asegurado que la ONG tiene a los migrantes como hostaje: «No me dais miedo, me dais pena. Yo no me rindo».