Fotografía cedida por la Policía Nacional Francesa de Cherif Chekatt, autor del tiroteo. | Policía Nacional Francesa

10

El sospechoso del tiroteo en la noche del martes en un mercado navideño de Estrasburgo, que ha dejado tres muertos y 13 heridos (8 de ellos muy graves), no sólo tenía numerosos antecedentes penales, sino que estaba fichado por la Policía francesa por su radicalización.

El autor del ataque indiscriminado gritó 'Alá es grande' en árabe mientras disparaba, según ha confirmado uno de los fiscales encargado de la investigación, citando la declaración de varios testigos. El Ejecutivo galo ha sido extremadamente la prudente a la hora de calificar los hechos como un atentado, pero lo cierto es que la pesadilla de un ataque terrorista ha vuelto a sacudir a los franceses tras el tiroteo y después de que la Fiscalía haya confirmado la hipótesis de se trata de un ataque islamista. No obstante, se desconoce el móvil exacto que ha llevado a este joven de 29 años a protagonizar este suceso. El autor del ataque ha sido identificado como Chérif S., un ciudadano frances que se había «radicalizado» tras arrastrar un largo historial por delitos comunes, con hasta 27 condenas a sus espaldas en Francia, Alemania y Suiza. El fiscal de París, Rémy Heitz, ha comparecido este miércoles ante los medios para dar cuenta de las investigaciones sobre el incidente del martes por la noche.

Chérif C., equipado con un arma de fuego y un arma blanca, realizó un recorrido con el que sembró el pánico en tres puntos distintos de la ciudad, entre ellos las inmediaciones de un mercado navideño. «El terrorismo ha golpeado de nuevo nuestro territorio», ha lamentado Heitz, en el marco de una comparecencia ante los medios en la que ha relatado cómo transcurrieron unos hechos que podrían haber tenido como detonante una operación policial iniciada el martes por la mañana en el domicilio del presunto tirador. La Policía acudió a la vivienda para tratar de arrestarlo --según la prensa por tentativa de homicidio y robo-- y se encontró con una granada, un fusil, cuatro cuchillos grandes y munición, según ha dicho el fiscal. Para esa misma noche, las fuerzas de seguridad se habían movilizado en los lugares que solía frecuentar el sospechoso. Sin embargo, todo saltó por los aires poco antes de las 20.00 horas, cuando comenzó una cadena de ataques que se saldó con tres fallecidos. También resultaron heridas 13 personas, seis de las cuales se encontraban este miércoles por la mañana en estado crítico, según Heitz. Uno de los fallecidos es un turista tailandés que murió tras recibir un disparo en la cabeza mientras paseaba con su esposa. El matrimonio había llegado el lunes a la ciudad francesa.

El fiscal ha explicado que uno de los testigos consultados por los investigadores ha confirmado que el tirador gritó «Alá es grande» y que el taxista en el que Chérif C. huyó del lugar de los hechos escuchó cómo «justificaba» lo que acababa de perpetrar, a pesar de que por ahora no existen motivaciones claras ni ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque. Al Qaeda, no obstante, ya intentó atentar contra el Mercado Navideño de Estrasburgo en el año 2000. Vecinos de esta localidad han coincidido en señalar ante los medios de comunicación en que era cuestión de tiempo que se vieran sacudidos por el terrorismo debido a lo que representa para la Unión Europea, y eso a pesar del alto nivel de seguridad con el que cuenta la ciudad. Las autoridades intentan averiguar cuál fue el itinerario del atacante y si contó con algún cómplice, aunque las cámaras de vigilancia muestran a un solo individuo. Heitz ha confirmado que cuatro personas del entorno del sospechoso están detenidas y, según 'Le Figaro', entre ellas figuran al menos dos hermanos, uno de los cuales tenía también una ficha 'S' por su posible radicalización.

Noticias relacionadas

En la búsqueda del supuesto autor del tiroteo están desplegados 670 policías y gendarmes en Estrasburgo y los alrededores. Pero las autoridades del país no han excluido la posibilidad de que el atacante haya conseguido huir de Francia. De hecho, la Policía alemana ha intensificado los controles en varios puntos fronterizos. El Gobierno de Emmanuel Macron ha decidido reforzar su nivel de alerta antiterrorista. En este sentido, el ministro de Interior, Christophe Castaner ha detallado que se ha pasado a un nivel de «urgencia por atentado» con un control reforzado en las fronteras, controles incrementados en el conjunto de mercados de Navidad y una movilización todavía mayor del dispositivo antiterrorista 'Sentinelle' en todo el territorio nacional.

REACCIONES

Las condolencias por lo sucedido y la solidaridad con el pueblo francés se han ido sucediendo a lo largo del miércoles. Desde los distintos gobiernos europeos, al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, han condenado el atentado y se han puesto en valor la defensa de la paz, la democracia y la libertad que representa esta ciudad francesa.

La sede de la Eurocámara europea se encuentra a unos tres kilómetros de distancia del lugar en el que se produjo el tiroteo y fue clausurado por razones de seguridad, aunque la actividad parlamentaria en el interior de las instalaciones continuó, incluido el debate previsto en sesión plenaria. «Este Parlamento no se deja intimidar. Reaccionaremos con fuerza, democracia y libertad a la violencia», afirmó el presidente Antonio Tajani desde Estrasburgo, dirigiéndose a los eurodiputados. Sin embargo, el suceso ha servido también para que el partido ultraderechista Reagrupación Nacional, que lidera Marine Le Pen, haya retomado su discurso antimigratorio. De hecho, ha reclamado este miércoles la expulsión de todos los extranjeros que tengan una ficha 'S', por la que están sometidos a una vigilancia especial, como la que tiene en vigor el supuesto autor del tiroteo. «No se han tomado las medidas necesarias para primero expulsar a los extranjeros con ficha 'S'», ha asegurado la líder ultraderechista gala, en referencia a la situación del supuesto autor del ataque en Estrasburgo.

La cuestión es que en este caso, Cherif C. es un ciudadano francés y además, nacido en Estrasburgo. «En las fichas 'S', hay extranjeros y franceses, pero si ya se ha expulsado a los extranjeros, si no están en el territorio, esto permitiría tener más medidas acordadas y suplementarias para vigilar a los franceses», ha justificado Le Pen para proponer tal medida, en declaraciones a la cadena de televisión gala France 2. Marine Le Pen ha dicho que el perfil del supuesto autor del tiroteo, nacido en Estrasburgo, no deja lugar a dudas. «Es un híbrido, como lo fue en su día (Amedy) Coulibaly, como otros muchos híbridos, un delincuente radicalizado que con frecuencia comete delitos o delitos para financiar el terrorismo», ha explicado.