La policía antidisturbios francesa utiliza camiones de agua para dispersar a la gente en la avenida de los Campos Elíseos después de que los franceses celebraran la victoria de Francia en el partido final de la Copa Mundial de la FIFA 2018 contra Croacia en París. | GUILLAUME HORCAJUELO

0

La Policía francesa ha lanzado gas lacrimógeno para poder dispersar a la multitud concentrada este domingo en los Campos Elíseos a altas horas de la noche para celebrar la victoria de la selección francesa en la final del Mundial de Fútbol de Rusia ante el equipo de Croacia.

Millones de aficionados franceses han salido este domingo a las calles de París para celebrar la victoria, concentrándose en su mayoría en la icónica avenida en la capital francesa.

A pesar de que las celebraciones han transcurrido sin incidentes durante la mayor parte de la tarde, un pequeño grupo de personas se han enfrentado a la Policía, causando daños materiales en varios establecimientos y viviendas cercanas a los Campos Elíseos.

Algunos individuos han arrojado piedras y trozos de calzada contra los efectivos antidisturbios desplegados en la zona, que han respondido lanzando gas lacrimógeno en un intento de despejar la concentración.

El Gobierno francés ha movilizado a cerca de 110.000 miembros de sus fuerzas de seguridad con el objetivo de gestionar las celebraciones del Día de la Bastilla, que tuvo lugar el sábado, y la final del Mundial de Fútbol, celebrada este domingo.