Catorce países de la UE, incluidos Alemania y Francia, expulsan a diplomáticos rusos por caso Skripal

| Bruselas |

Valorar:

Un total de 14 países de la UE, incluidos Alemania y Francia, han decidido expulsar a diplomáticos rusos en el marco de una acción coordinada en respuesta al ataque químico contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija a principios de mes en la localidad británica de Salisbury.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea acordaron el pasado viernes de madrugada llamar a consultas al embajador de la UE en Rusia y varios países avanzaron su intención de hacer lo propio con sus respectivos embajadores y/o expulsar a diplomáticos rusos, paso que estudiaban países como Francia, Lituania y Polonia.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha anunciado que este lunes «catorce estados miembro han decidido expulsar a diplomáticos rusos» tras la decisión de los líderes europeos y ha avanzado que «medidas adicionales, incluido más expulsiones dentro de este marco común de la UE no se excluyen en los próximos días y semanas».

En total, los países de la UE expulsarán a 30 diplomáticos rusos, aunque se esperan «más», han explicado fuentes europeas. El listado de países estaría integrado por Alemania, Francia, Polonia, Italia, Países Bajos, Lituania, Letonia, Estonia, Finlandia, Rumanía, Croacia, Suecia, República Checa y Dinamarca.

El Ministerio de Exteriores alemán ha informado de la expulsión de cuatro diplomáticos rusos. «Después del envenenamiento en Salisbury, Rusia sigue sin cooperar con la investigación», ha denunciado el departamento que dirige Heiko Maas.

Por su parte, Francia también procederá a la expulsión de cuatro diplomáticos rusos «teniendo en cuenta que el ataque de Salisbury constituye una amenaza grave contra nuestra seguridad colectiva y el Derecho Internacional». En un comunicado, el Ministerio de Exteriores galo ha precisado que se les ha dado el plazo de una semana para abandonar el país.

Polonia también ha seguido la línea dura y expulsará a cuatro diplomáticos rusos. El ministro de Exteriores, Jacek Czaputowicz, ha indicado en rueda de prensa que deberán abandonar el país antes del 3 de abril.

«Mostrar solidaridad con Reino Unido y otros países es lo más importante», ha subrayado Czaputowicz. «Hay costes diplomáticos pero merecen la pena», ha sostenido, según Reuters.

A su vez, el primer ministro checo, Andrej Babis, ha informado de que su país expulsará a tres diplomáticos rusos, la misma cantidad que procederá a expulsar Lituania. Además, el Ministerio de Exteriores lituano ha anunciado que prohibirá a 44 personas entrar en el país.

«Al expulsar a personas que están comprometidas en actividades incompatibles con su estatus diplomático, los países están expresando su solidaridad con Reino Unido y buscando emprender acciones contra las redes de espionaje rusas en Europa», ha explicado el Ministerio en un comunicado.

En el caso de Letonia, ha optado por expulsar a un diplomático ruso «en solidaridad con Reino Unido», ha escrito su titular de Exteriores, Edgars Rinkevics, en su Twitter.

A su vez, el tercer país báltico, Estonia, procederá a expulsar al agregado militar ruso en el país, según ha explicado el ministro de Exteriores, Sven Mikser, en rueda de prensa, subrayando que «sus acciones no son compatibles con la Convención de Viena».

Italia ha anunciado que «en solidaridad con Reino Unido» también procederá a expulsar en el plazo de una semana a dos funcionarios de la Embajada rusa en Roma acreditados como diplomáticos, según ha explicado el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Dinamarca también procederá a la expulsión de otros dos diplomáticos. «Las explicaciones rusas del incidente son más o menos imaginativas, algunas de ellas se contradicen entre sí y son probablemente en gran medida una pantalla de humo para sembrar dudas», ha defendido el ministro de Exteriores danés, Anders Samuelsen, que ha dado un plazo de una semana a los diplomáticos rusos para abandonar el país.

En la misma línea, Países Bajos procederá igualmente a expulsar a dos diplomáticos rusos. «Dos agentes del servicio de Inteligencia ruso que trabajan en Países Bajos serán expulsados del país», según una carta firmada por el ministro de Exteriores holandés, Stef Blok, y la ministra del Interior, Kajsa Ollongren, remitida al Parlamento, en la que se da el plazo de dos semanas.

En el caso de Finlandia, Rumanía y Suecia han anunciado la expulsión de un diplomático ruso. En el caso de Croacia, su primer ministro, Andrej Plenkovic, ha señalado que se declarará 'persona non grata' a un diplomático ruso, sin ofrecer un plazo para su salida del país.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.