0

El ministro eslovaco de Cultura y Medios de Comunicación, Marek Madaric, anunció este miércoles su dimisión del Gobierno de coalición de socialdemócratas, nacionalistas y minoría húngara, pues, afirmó, se ve «incapaz» de seguir en el Ejecutivo tras el asesinato del periodista de investigación Jan Kuciak.

«Durante mi cargo como ministro de Cultura, ha sido asesinado un periodista y soy incapaz de encajar esto, es muy frustrante y me ha impactado mucho», explicó Madaric en rueda de prensa.

Se trata de una «decisión personal, en parte humana y en parte como ministro de Cultura», añadió Madaric, militante del gobernante partido socialdemócrata SMER.

Noticias relacionadas

Kuciak, de 27 años, y su novia, Martina Kusnirova, fueron encontrados muertos el pasado lunes en una casa cerca de Bratislava el pasado fin de semana y las autoridades eslovacas sospechan que su fallecimiento está relacionado con el trabajo de investigación del periodista.

«Cualquier persona normal estaría devastada por el asesinato de dos jóvenes. Me veo incapaz de sentarme cómodamente en mi sillón ministerial después de lo que ha pasado», añadió Madaric, quien presentará su dimisión al presidente eslovaco, Andrej Kiska, el lunes próximo.

Kuciak iba a revelar una compleja red de la mafia italiana, con vínculos que llegarían hasta la oficina del primer ministro eslovaco, el socialdemócrata Robert Fico.

Bajo el lema «No queremos vivir en un Estado mafioso», organizaciones de grupos civiles han convocado para hoy una manifestación en Bratislava para pedir la dimisión de Fico, el titular de Interior, Robert Kalinak, y el jefe de la Policía de Eslovaquia, Tibor Gaspar.