0

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, culpó al Congreso de Estados Unidos del atentado perpetrado en Nueva York por no haber respaldado las propuestas del presidente, Donald Trump, destinadas a endurecer las políticas de control migratorio.

«El presidente está ciertamente preocupado con el hecho de que el Congreso haya sido incapaz de actuar (...). Si el Congreso hubiera hecho algo al respecto esto no habría pasado», declaró Sanders durante una rueda de prensa.

De acuerdo con la portavoz del presidente, el atentado perpetrado a primera hora de esta mañana por parte de Akayed Ullah, en el que cuatro personas resultaron heridas, se debe a que el joven de origen bangladeshí pudo entrar en el país en febrero de 2011, gracias a un visado de reagrupación familiar.

El Ejecutivo de Trump viene trabajando desde enero en un proyecto para levantar un muro fronterizo entre Estados Unidos y México, que no ha contado ni con la financiación ni con el respaldo necesarios por parte del Congreso, y en la promulgación de un veto a la entrada al país de ciudadanos de varios países, que en un principio fue rechazado por los tribunales.

Cuestionada sobre qué podría haber hecho el Congreso, teniendo en cuenta que Ullah ni entró desde México ni es originario de ninguno de los países afectados por ninguna de las propuestas de veto migratorio de Trump, Sanders zanjó la cuestión diciendo que el presidente siempre ha querido «endurecer» la política de concesión de visados.

«Si la política del presidente se hubiera implantado esto no habría pasado (...). Este ataque pone de relieve la necesidad de reforzar las fronteras», insistió la portavoz.