2

Soldados del ejército iraquí salvaron la vida a un bebé de alrededor de un año, rescatándolo tras más de cuatro días debajo de los escombros de una escuela, junto al cadáver de su madre atrapado bajo los cascotes.

Los soldados se encontraban en plenas operaciones militares por la zona, controlada hasta hace poco por Dáesh, según muestran imágenes de la televisión Sky News.

En el vídeo se aprecia a los militares limpiando al pequeño, que llora, y que solo presenta una herida en una mano que no reviste gravedad.

Un soldado explicó que su madre y su abuelo, entre otros civiles, habían muerto en los combates en una escuela del barrio de Bab Sinjar.

Las fuerzas iraquíes lanzaron el pasado domingo un asalto para recuperar la Ciudad Vieja, el único distrito bajo control del Dáesh en Mosul, su último gran reducto en Irak.