Imagen de archivo de Adnan Khashoggi. | Twitter

3

El magnate y destacado comerciante de armas saudí Adnan Khashoggi, que se lucró con la venta de armas en Oriente Medio durante los años 60 y 70, falleció este martes en Londres, según informaron fuentes familiares.

El multimillonario, nacido en 1935, falleció esta mañana en la capital británica a los 81 años de edad, según revelaron miembros de su familia a través de la red social Twitter.

Estos lamentaron la muerte de Kashogui e indicaron que fue «un símbolo patriótico, una de las personalidades árabes pioneras e influyentes en los eventos regionales e internacionales».

Khashoggi estudió en la Facultad de Historia en la ciudad egipcia de Alejandría y posteriormente en la Universidad de Chicago, en EE.UU., donde entró en contacto con hombres de negocios.

En su país natal, empezó a trabajar para el Gobierno saudí en el transporte de mercancías y aprovechó las carencias del Ejército saudí en los años 50 para ayudarlo a trasladar hombres, equipamiento militar y armas.

Posteriormente, se hizo cargo del mantenimiento del aeropuerto de Al Zahran, en el este de Arabia Saudí, y entró en contacto con empresas de aviación y armamentísticas.

La pagina web del periódico saudí Okaz, así como los diarios electrónicos Sabaq y Al Weam aseguraron que Khashoggi fue delegado de empresas estadounidenses de armas y aviones en Arabia Saudí y todo Oriente Medio.

Fundó alrededor de sesenta empresas a lo largo de su carrera, algunas de las cuales tienes su sede en varios países del mundo, y desarrolló buenas relaciones con diferentes mandatarios en las décadas de los 60, 70 y 80.

A partir de la guerra del Yemen en los años 60 se convirtió en un poderoso vendedor de armas compitiendo con las grandes compañías de armamento, al tiempo que diversificó los negocios por todo el mundo que agrupó bajo el nombre de TRIAD, primera sociedad multinacional con capital totalmente árabe.

En 1986 le surgieron graves problemas de liquidez pero logró cancelar su deuda gracias al apoyo del banco saudí National Commercial Bank of Jedah.

Ese año se vio involucrado en el escándalo «Irangate» como centro de todas las transacciones de armas entre Estados Unidos a Irán, si bien no se encontraron pruebas que le inculparan.

Un año después, en enero de 1987, volvieron a surgirle problemas con la justicia cuando el juez Jawn Sandifer de Manhattan ordenó el embargo de un apartamento, debido al impago de 2,2 millones de dólares a la empresa británica Lonrho.

Acuciado por las deudas, puso en venta su empresa más rentable en Estados Unidos, la refinería Edgington Oil Co, momentáneamente suspendida por los Tribunales al tiempo que vendió su Boeing 727, al sultán de Brunei, por 19 millones de dólares y alquiló su villa de Mougins, en Francia, a Jean Claude Duvalier, ex-presidente de Haití.

También, en diciembre de 1987 vendió el famoso yate de lujo «Nabila» a la empresa «Límite», propiedad de un millonario árabe.

En 1988 le fueron confiscados once valiosos cuadros que pertenecieron al ex-presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos, reclamados por el gobierno de Manila. Kashogui afirmó habérselas comprado al matrimonio Marcos y vendido a la empresa «Interconsulting».

Un año más tarde, el 18 de abril de 1989, Khashoggi era detenido en la localidad suiza de Berna, tras una petición de extradición de Estados Unidos acusado de ayudar al matrimonio Marcos a encubrir el uso de millones de dólares robados al Tesoro de Filipinas, aunque finalmente, en 1990, fue absuelto por un jurado neoyorquino.

Ese mismo año el National Comercial Bank of Jedah ejecutó el embargo de su finca marbellí «Al Baraka» por 4.000 millones de dólares ante la imposibilidad de Kashogui de hacer frente a las hipotecas que gravaban todas sus propiedades en Marbella, de las que eran titulares distintas sociedades mercantiles o instrumentales radicadas en esta localidad costera malagueña y en Panamá.

En 2016 sufrió un ataque cerebral que le dejó postrado en una silla de ruedas.