«¡Nos vemos en los tribunales!», ha señalado el mandatario a través de su cuenta oficial de la red social Twitter. | EFE

1

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llevará el bloqueo a la orden ejecutiva sobre migración al Tribunal Supremo, después de que el tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, compuesto por tres jueces -dos de ellos designados por presidentes demócratas y uno, por un republicano-, decidiera que no prevé el restablecimiento del veto migratorio.

«¡Nos vemos en los tribunales!», ha señalado el mandatario a través de su cuenta oficial de la red social Twitter, advirtiendo de que es «la seguridad del país» lo que «está en juego» con esta medida.

La polémica orden, aprobada el pasado 27 de enero, apenas una semana después de llegar a la Casa Blanca, fue bloqueada a nivel general en el país por el juez federal de Seattle, James Robart.

El representante del Departamento de Justicia, el abogado August Flentje, ya advirtió tras su audiencia con los magistrados que creía no haber conseguido convencer a los tres jueces con su argumentación, basada en que los estados no pueden desafiar el decreto presidencial.

Una vez que el caso llegue al máximo órgano judicial, se encontrará con un nuevo obstáculo, ya que ante la falta del noveno juez del Tribunal Supremo --que aún no ha sido ratificado--, la decisión la tomará un tribunal formado por ocho jueces, cuatro demócratas y cuatro republicanos.

El decreto aprobado por Trump suspendía durante cuatro meses las concesiones del estatus de refugiado, imponía una moratoria provisional -durante tres meses- a la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y paralizaba el Programa de Admisión de Refugiados. Los países afectados son Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen.