Una furgoneta de la policía bloquea una calle durante una operación del equipo SWAT del estado de Brandenburgo para arrestar a un hombre de 27 años de edad, en Eisenhuettenstadt, Alemania. | PATRICK PLEUL

1

La Policía no ha hallado indicios de que el hombre detenido este miércoles en la ciudad de Eisenhüttenstadt (este de Alemania), sospechoso de yihadismo, estuviera planeando un atentado, afirmaron fuentes de la investigación.

El registro efectuado en el domicilio del arrestado no aportó pistas en esa dirección y sólo se encontraron en la vivienda dos petardos.

Las fuentes policiales levantaron así la alarma activada después de que el primer ministro del estado federado de Brandeburgo, circundante a Berlín, Dietmar Woidke, informara de esa detención por presuntos planes de atentado, al parecer contra una fiesta municipal en Eisenhüttenstadt prevista para finales de agosto.

El sospechoso es un alemán de 27 años que se ha convertido al islam y supuestamente mantiene contactos con círculos salafistas.

La fuente policial calificó al detenido de «psíquicamente inestable».

Noticias relacionadas

La Oficina Federal para la Protección de la Constitución, servicio secreto que opera sólo en el interior de Alemania, considera que en el país hay actualmente 8.650 seguidores del salafismo, corriente radical del islam.
Eisenhüttenstadt está próxima a la frontera con Polonia y tiene cerca de 30.000 habitantes.