Policías alemanes, en una estación de Munich. | Efe

6

Un hombre murió este martes cerca de Múnich (sur de Alemania) tras ser atacado con un cuchillo por un sospechoso, que ya ha sido detenido, mientras presuntamente gritaba «Allah akbar» (Alá es grande), informaron la cadenas públicas «ARD» y «Bayerische Rundfunk».

Además, al menos otras tres personas han resultado heridas en este ataque aparentemente indiscriminado.

El atacante, un alemán de 27 años, ha sido arrestado sobre las 05.00 hora local (03.00 GMT) junto a la estación de tren de Grafing, en el municipio de Ebersberg, donde se produjeron los hechos.

Las fuerzas de seguridad investigan lo sucedido, así como las declaraciones de varios testigos, que han asegurado que el hombre gritó «Alá es grande» antes de lanzarse sobre varios viandantes de forma indiscriminada, según el «Süddeutsche Zeitung».

Noticias relacionadas

El diario popular «Bild» agrega que tanto la Oficina de Investigaciones Criminales (LKA) de Baviera como la fiscalía estatal se han hecho cargo del caso.

La policía indicó a la edición digital de «Der Spiegel» que no puede descartar un «móvil político».

La estación de Grafing permanece cerrada y el tráfico de trenes de cercanías interrumpido ya que la policía está investigando el «escenario de un crimen», explicó un portavoz de la policía de Oberbayern Nord.