Un grupo de inmigrantes intenta llegar al centro y norte de Europa a través de Grecia y los países balcánicos. | Reuters

2

La guardia costera griega ha rescatado o interceptado a más de 700 refugiados e indocumentados en lo que va de fin de semana en distintas islas de este país y en una intervención murió un inmigrante de 17 años en un tiroteo con supuestos traficantes de personas.

Según comunicó la guardia costera, las operaciones de rescate se desarrollaron en su mayoría ante las islas de Lesbos, Kos, Samos e Ikaría, en el mar Egeo, que por su cercanía a las cosas de Turquía se han convertido en la principal ruta de entrada hacia la Unión Europea.

En una de las operaciones, llevadas a cabo el sábado cerca de la isla de Simi un inmigrante de 17 años murió durante un tiroteo entre la guardia costera griega y presuntos traficantes.

Según el comunicado oficial, el enfrentamiento se produjo cuando varios presuntos traficantes que dirigían la embarcación con unos 70 inmigrantes abrieron fuego contra una nave de los guardacostas helenos y una de Frontex.

Noticias relacionadas

En el tiroteo también resultaron heridos un miembro de la guardia costera y un presunto traficante, informó la guardia costera.

Por otro lado, anoche llegaron al puerto del Pireo, en Atenas, otras 2.488 personas a bordo del transbordador «Eleftherios Venizelos», que en las últimas semanas está realizando los traslados de los refugiados e inmigrantes desde las costas de las islas hasta la plataforma continental griega.

La mayoría de los inmigrantes fue trasladada en autobuses a la estación central de ferrocarriles, desde donde siguieron curso hacia la frontera con Macedonia, país que, al igual que Grecia, se ha visto desbordado por el flujo migratorio.

El objetivo de los recién llegados, la mayoría de ellos refugiados sirios, es llegar hasta el centro y el norte de Europa.

Datos publicados por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) revelan que en lo que va de año han llegado a Grecia más de 180.000 indocumentados.