El presidente ucraniano, Petró Poroshenko (d), pronuncia un discurso en la Universidad de Defensa Nacional en Kiev. | MYKOLA LAZARENKO/PRESIDENTIAL PR

0

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, anunció ayer que declarará el alto de fuego unilateral y cesará temporalmente la lucha armada contra los separatistas prorrusos en el sureste de Ucrania para darles la oportunidad de deponer las armas e incluso abandonar el país para evitar ser perseguidos.

El presidente frenó con su anuncio la intención que tenía la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania de votar ayer mismo una petición al jefe del Estado para que declarara la ley marcial en Donetsk y Lugansk, las dos regiones rebeldes declaradas independientes de Ucrania por sus líderes insurgentes prorrusos.

La apuesta por dar una nueva oportunidad a la paz llegó justo después de una conversación telefónica entre Poroshenko y el presidente ruso, Vladímir Putin, la primera que mantuvieron ambos mandatarios sin mediación de los líderes occidentales, como había ocurrido durante la conmemoración del desembarco en Normandía.

«Los presidentes de Ucrania y Rusia hablaron sobre una serie de medidas prioritarias que deben ser aplicadas para lograr un alto el fuego estable», declaró sobre esa conversación el portavoz del jefe del Estado ucraniano, Sviatoslav Tsegolko.

Poroshenko, que no precisó cuándo ordenará a sus tropas cesar las acciones militares, indicó que el alto el fuego será breve.