Simpatizantes de los Hermanos Musulmanes y del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi participan en choques con la policía, cerca de la plaza Ramsés de El Cairo. | Efe

7

El Ministerio egipcio del Interior informó este sábado de que sus fuerzas han detenido a 1.004 miembros de los Hermanos Musulmanes en las últimas horas y se han incautado de armas y municiones.

En un comunicado, dicho departamento señaló que los arrestos se han llevado a cabo en todas las provincias en el marco de las operaciones para hacer frente a los «intentos terroristas de elementos de los Hermanos Musulmanes de empujar al país a un ciclo de violencia».

La nota subraya que unas quinientas personas fueron detenidas en El Cairo, entre las que había un paquistaní, un palestino y cuatro sirios, mientras que 58 fueron capturadas en la provincia de Guiza, que abarca parte de la capital.

El Ministerio explicó que, entre los sucesos ocurridos ayer, miembros de la Hermandad atacaron una comisaría de policía en el barrio de Ramsés, donde los islamistas celebraron la principal concentración en El Cairo, y abrieron fuego contra ella.

Noticias relacionadas

Asimismo, acusó a integrantes de la cofradía islámica de causar un incendio en el edificio de la empresa constructora Arab Contractors tras lanzar cócteles molotov contra el inmueble en ese distrito.

En la segunda ciudad del país, Alejandría (norte), al menos 55 militantes de la Hermandad fueron arrestados por las autoridades.

En el resto de provincias, el lugar donde hubo un mayor número de detenciones fue en el delta del Nilo (norte), donde al menos 252 personas fueron apresadas por las fuerzas del orden en Kafr el Sheij y en Dakahiliya.

Los Hermanos Musulmanes aseguran que más de cien personas fallecieron en los disturbios de ayer en la capital, mientras que hasta ahora el Ministerio de Sanidad solo ha informado de 17 muertos y 82 heridos en todo el país.