Soldados del ejército egipcio siguen haciendo guardia con tanquetas frente al palacio presidencial, en El Cairo. | Agencias

0

El primer ministro egipcio, Hazem el Beblaui, efectuó importantes avances en la formación de un Gobierno transitorio, mientras la Fiscalía ordenó congelar los fondos de varios dirigentes islamistas. La creación del Ejecutivo está a punto de culminar, informó el extitular de Turismo Munir Fajri Abdelnur, que ocupará una cartera económica en el gabinete.

Beblaui, un economista liberal designado como primer ministro el pasado día 9, ha indicado que el Gobierno contará con una treintena de miembros y será anunciado mañana o el miércoles próximos. El exembajador egipcio en Washington Nabil Fahmi es una de las personalidades que ha aceptado formar parte del Ejecutivo, en el que encabezará el Ministerio de Exteriores.

Durante esta jornada, Beblaui recibió al economista Ahmed Galal y al jurista Amin al Mahdi, presidente del Consejo de Estado, a quienes propuso las carteras de Finanzas y de Justicia, respectivamente.

Está previsto que continúen en sus cargos los actuales ministros del Interior, Mohamed Ibrahim; Defensa, Abdel Fatah al Sisi, y Turismo, Hisham Zazu.

Mohamed Mojtar Gomaa, decano de la facultad de Estudios Islámicos de la prestigiosa Universidad de Al Azhar, es el candidato a encabezar el Ministerio de Asuntos Religiosos.

El Baradei

Además, el líder opositor egipcio y premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei juró ayer como vicepresidente para Relaciones Internacionales, después de ser vetado por los salafistas como primer ministro.

Entretanto, el fiscal general de Egipto, Hisham Barakat, ordenó congelar temporalmente los fondos de catorce dirigentes islamistas como el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, y el presidente del brazo político de la cofradía, el Partido Libertad y Justicia (PLJ), Saad Katatni.

El Ministerio Público adoptó esta resolución en el marco de las investigaciones por varios sucesos violentos ocurridos en El Cairo desde el golpe de Estado, que han causado decenas de muertos.

Otros de los líderes cuyos fondos la Fiscalía ordenó bloquear son el «número dos» de la Hermandad, Jairat el Shater; el dirigente del radical Gamaa al Islamiya, Tarek al Zumur, y el líder salafista Hazem Abu Ismail.