El presidente de Bolivia, Evo Morales, en Chipaya. | [Enzo de Luca ]

0

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ofreció ayer asilo político a Edward Snowden en respuesta a la afrenta sufrida esta semana cuando varios países europeos negaron el paso a su avión, precisamente por temor a que estuviera a bordo el exanalista de la CIA.

«Decirles a los europeos y a los norteamericanos (que) ayer estaba reflexionando, como justa protesta quiero decirles ahora más bien vamos a dar asilo si nos pide ese norteamericano perseguido por sus compatriotas, no tenemos ningún miedo», anunció Morales.

La decisión de Francia, Italia y Portugal de cerrar el paso el pasado martes al avión de Morales, que regresaba de una cumbre en Moscú, desató una grave crisis entre Europa y América Latina, cuyos gobiernos cerraron filas de inmediato con Morales y condenaron con dureza lo sucedido.

Morales y su comitiva debieron aterrizar de emergencia en Viena, donde permanecieron más de 13 horas a la espera de un nuevo plan de vuelo para regresar a su país.

Embajador español

El Gobierno de Bolivia también incluye a España entre los países involucrados, al asegurar que el embajador español en Viena, Alberto Carnero, quiso subir al avión a comprobar que no estaba Snowden.

Desde Madrid, en cambio, el Gobierno de Mariano Rajoy considera que no hay motivos para que deba pedir disculpas e insiste en que nunca se le cerró al avión presidencial el tránsito aéreo ni el aterrizaje en territorio español.

También ha recordado que España permitió que la aeronave aterrizara en Gran Canaria para que pudiera repostar.

Morales sostuvo ayer que no puede entender «que, después de 500 años de saqueo», algunos países europeos todavía «quieran humillarnos», pero aseguró que no lo lograrán.

«Quieren escarmentarnos los europeos para que no haya otro presidente indígena, eso buscan. Quiero decirles que no van a poder porque ya hay conciencia nacional, conciencia sobre nuestras políticas y sobre todo conciencia sobre nuestra dignidad y soberanía, imposible que nos puedan acallar o intimidarnos», espetó.

Los presidentes de Argentina, Ecuador, Surinam, Uruguay y Venezuela reclamaron a los cuatro países europeos que pidan disculpas públicas a Morales y a toda la región, y también que expliquen por qué tomaron sus decisiones.

Morales agregó que su Gobierno también está dispuesto a dar asilo «por razones humanas» a quienes sean «perseguidos políticamente» o «por denunciar el espionaje de los gobiernos de EEUU».

Por su parte, Venezuela aguardaba ayer acontecimientos después de que el presidente, Nicolás Maduro, anunciara su disposición a dar asilo humanitario a Snowden debido a la «persecución que se ha desatado del más poderoso imperio del mundo contra un joven que lo que ha hecho es decir la verdad». En el mismo sentido se pronunció también el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.